Mujeres construyendo futuro

*Tres jóvenes mujeres se aventuraron a formar su propia empresa y hoy son un ejemplo de liderazgo y emprendimiento. *
Mujeres construyendo futuro

Mónica la “Feroz” Hernández

A Mónica no le gustaba comprar zapatos porque sentía que todas las tiendas ofrecían los mismos diseños, lo que la haría verse uniformada como el resto de las personas, en parte es una apreciación que sigue sosteniendo frente a la moda en general. Por eso enfocó el desarrollo de su tesis de grado, de Diseño Industrial, en la necesidad de desarrollar una metodología de diseño de calzado, basada en una investigación que incluía a nuevos nichos de mercado, marginados por las mismas tendencias de siempre.

“Había una vez” así empieza la historia de los zapatos de Mónica, quien, con el arma de la investigación a su favor, encontró la afinidad y el cariño que siente la gente por objetos o recuerdos de su infancia. Por lo que la naciente diseñadora bautizaría a todas sus colecciones de zapatos con cuentos para niños.

Además,  continuando con sus investigaciones se dio cuenta que la copia y la falta de innovación en el mercado, daban como resultado que: la mayoría de tiendas de calzado ofrecieran los mismos productos. Así que con las pilas muy puestas y muy estudiosa, le quiso dar a sus diseños independencia e innovación, con tendencias adelantadas a las que estaban vigentes en el mercado y ellas fueron las que marcaron la pauta de sus zapatos.

Entre investigaciones y estudios “Había una vez” se transformó en “Feroz” y ya tiene 4 años de haber sido creado, por ahora su enfoque son los zapatos pero la idea es independizar más objetos. Esta diseñadora industrial a sus 24 años, tiene su propia tienda de zapatos ubicada en la cra 7 #53-52 y como ella misma afirma "la idea es seguir creciendo".

Desde que comenzó supo que lo que quería era lograr que en Colombia existieran diferentes alternativas a las impuestas por la moda genérica. Su tesis ha sido su colchón para minimizar los riesgos de pérdida en su negocio, además también era consciente de la necesidad de generar empleo, una responsabilidad que vive mes a mes, cuando debe pagarle a las personas que le ayudan en “Feroz”.  Pero tuvo el valor de hacer lo que quería y de hacer la diferencia, por eso el slogan de “Feroz” es “diseño sin miedo”.

Información: http://on.fb.me/wC10JC

“Lovely Bird” el corazón de Andrea

Fue frente a las vitrinas de tiendas españolas, en Alemania, donde Andrea Cubillos se enamoró de la moda y empezó a soñar con tener, algún día, algo así. Aunque se dejó llevar por las decisiones de sus amigos y por el miedo a no encontrar un camino seguro en el diseño de modas, escogió como carrera el diseño gráfico. Pero como cantó Estella Morente “siempre se vuelve al primer amor”. Un día, luego de graduarse de la universidad, Jorge Tadeo Lozano, como diseñadora gráfica; aburrida y cansada de estar frente al computador de una agencia de publicidad, se armó de valor, empacó sus cosas, se despidió de su sueldo y renunció, para volver a  reconciliarse con su primer amor: la moda.

Así es como comienza la historia de “Lovely Bird”, la marca de ropa, con especialidad en medias pantalón y leggins, creada por Andrea Cubillos, en septiembre de 2010. Para Andrea no fue fácil empezar, no tenía ni la menor idea de administración o de creación de empresas, pero lo que sí tenía era un extenso bagaje en moda y una idea novedosa, que fueron los motores que empujaron su marca. El resto lo aprendió, cayéndose y levantándose.

Hoy en día Lovely Bird se ha constituido como una marca independiente, Andrea no da abasto entre pedido y pedido, tanto así que sus primas han llegado al rescate para que Lovely siga volando. A pesar del cansancio y del trabajo su creadora está feliz, dedica su tiempo, su corazón y su fe a lo que ella llama, llena de orgullo: “lo mió”. 

Lo que caracteriza a la marca, por ahora, son las medias pantalón y los leggins, a los que Andrea ha llenado de romanticismo, color y estampados; tan así que cualquiera que conozca la marca la reconocería sin problema gracias a su originalidad.  Lo que le depara a Lovely es crecer e invadir el closet de las colombianas con colores y propuestas diferentes a las convencionales.

Las “Frases” de Eliana Zuluaga

Las amigas de Eliana Zuluaga comenzaron a encargarle los tocados que ella misma se hacía para su pelo, por lo que  se vio empujada a empezar un pequeño negocio entre conocidas y por encargos. Y pronto los eclécticos diseños que ella hacia para sí misma, invadidos y oscilantes por la oscuridad, el barroco y lo romántico, se convirtieron en una demanda de compradoras que veían en sus accesorios una gran diferencia  a la oferta que hacían la mayoría de diseñadores de joyas en Bogotá.

Por lo que Eliana encaminó su proyecto personal hacia el diseño de accesorios y la marca “Frases” nació en 2008. El nombre viene de una serie de fotografías que realizaba Eliana, las cuales titulaba  “Breve historia de cómo...” por lo que “Frases” fue la formula para completar las breves historias que la diseñadora quería contar. La ganancia de “Frases” reside en que Eliana impregnó su personalidad en ellas, puesto que todas sus piezas están divididas entre lo romántico y lo oscuro, tomando como punto de partida la abstracción de objetos comunes.

 Algo que tenía muy claro Eliana era que quería su propio negocio, aunque empezar no fue fácil, ella no tenía la experiencia suficiente y vivió la ruptura de su primera sociedad con una compañera, debido a que las cargas de trabajo siempre las sostenía ella. Pero aprendió la lección y para 2010 estableció una sociedad con Carolina Serrano, Ingeniera Industrial de la Universidad Javeriana, quien la ayudo a aterrizar sus productos y a crear la empresa con todas las de la ley.

Hoy Eliana solo tiene 24 años de edad, se graduó de la Universidad de los Andes como Diseñadora y ya es la orgullosa propietaria de una marca de accesorios que lleva viva 4 años y  que ofrece a las mujeres anillos, pulseras, collares, tocados, guantes y hombreras, entre otras cosas. “Frases” para Eliana es la suma del empuje de su familia paisa, de las ganas de hacer algo propio y de su personalidad poco convencional.