Sofía Vergara "Este año llego a cuarentona mejor de lo que soñé"

La barranquillera habló sin tapujos y confesó que le encanta estar rellenita, que odia el ejercicio y los brillos de labios, y que a veces fantasea con un busto chiquitico. Primicia del libro /Profesión mujer/, de Pilar Castaño. ¡Coquetísima!
Sofía Vergara "Este año llego a cuarentona mejor de lo que soñé"

Su trayectoria como actriz de cine, televisión y teatro en los Estados Unidos ha sido más que sobresaliente. La siguen más de 13 millones de televidentes entre los 18 y los 50 años, en horario prime por la cadena ABC, con una fidelidad absoluta. El New York Times la ha calificado como merecedora del premio Emmy, al cual ha sido nominada en dos oportunidades.

¿CÓMO HA LOGRADO LLEGAR TAN ALTO?Yo creo que es una mezcla de trabajo duro con mucha estrategia, disciplina y suerte. Con treinta años empecé de cero en Los Ángeles e hice planes a diez años con mi equipo de trabajo; analizamos mis ventajas y desventajas como actriz y sobre todo las realidades del mercado. Hace más o menos tres años cumplimos todas las metas. O sea, este año llego a cuarentona mejor de lo que soñé.¿POR QUÉ CREE QUE LE HA SIDO TAN ESQUIVO EL EMMY?No lo veo esquivo, solo van dos nominaciones en las dos temporadas del show… hay actrices que han sido nominadas seis… y hasta diez veces y nada que ganan. Cuando se trata de los Emmy, dicen que a la novena va la vencida, así que todavía hay tiempito. ¡No me echen sal!¿CUÁL HA SIDO SU MEJOR PAPEL Y CUÁL EL MÁS DIFÍCIL?El de Gloria Pritchet en Modern family ha sido el mejor y el más difícil. A simple vista parece sencillo porque tiene mucho de mí; pero el reto fue lograr que el público quisiera tanto a esta latina exuberante y escandalosa, casada con un millonario mucho mayor, sin odiarla, sin verla como una cazafortunas más. Existía el riesgo de que las mujeres, sobre todo las latinas, se fueran a ofender, o que el lado familiar, maternal y cómico de ella se viera opacado por su sensualidad y humor negro. Sin embargo, ¡la adoran! Y mientras más sexy sea… más ratas decapite… más le ladre a su perra y más interactúe con su familia, más la quieren, y eso me parece divino.NATURALIDAD, FRESCURA, ALEGRÍA, SENSUALIDAD, CURVAS Y BELLEZA SON CARACTERÍSTICAS QUE LA DEFINEN.  ¿CUÁL VALORA MÁS?Todas, y es que todas esas características vienen de la confianza en uno mismo, de la aceptación feliz y voluntaria de lo que uno es y de lo que puede o no ser. Yo no soy ni la más joven, ni la más linda, ni la más famosa, ni la más rica, ni la más talentosa de la fiesta, del set o de la alfombra roja, pero sí la que más goza y agradece todo; eso se me nota… y me destaca.¿QUÉ TAN IMPORTANTE HA SIDO LA BELLEZA EN SU VIDA?Mira, con maquilladores, diseñadores de vestuario y con las luces del estudio cualquier mujer puede ser divina. Yo admito que en una época adolescente me sentía demasiado flaca, hasta me decían “Palillo”; luego me acomplejé mucho por el tamaño de mi busto y me quería operar, luego porque me engordaba… Ya desde los 17 empecé a recibir mucha atención por lo físico y ahora a los 39 me doy cuenta de que aunque me cuido mucho porque es parte de mi trabajo, esa faceta es de las que menos me define. La belleza es algo regalado por Dios, que uno cuida, pero que obviamente uno no se ha ganado… a diferencia del éxito y del trabajo que son mejores reflejos de lo que uno es. Disfruto más cuando me definen como profesional, cómica o talentosa que cuando lo hacen como bella o sexy. Pero, que me ha abierto puertas mi físico, claro que me las ha abierto y le doy gracias a Dios y a mi mamá por dármelo.¿CUÁL HA SIDO EL MENSAJE QUE HA QUERIDO ENVIAR DESDE EL COMIENZO DE SU CARRERA?Te soy franca, yo empecé en esto muy jovencita por la plata, para ser independiente y sacar adelante a mi hijo en una carrera para la que yo sentía que tenía madera. Y lo sentía porque nunca se me dificultó modelar, ni seguir instrucciones frente a las cámaras, ni me angustiaba improvisar, ni leer un teleprompter o nada de eso… Cuando empecé en este medio no tenía un plan, ni siquiera conocía la dimensión ni hasta dónde podía llegar; pero siempre supe que iba a jugar con mis reglas, que son estar dispuesta a trabajar duro y que Manolo va primero. Lo que sí espero es que hoy mi ejemplo dé un mensaje positivo y pueda inspirar a otras mujeres a echar pa lante, sobre todo a las mamás solteras, para planear su vida con optimismo, haciendo algo para lo que sienten que tienen aptitud.¿CUÁL ES SU PODER DE SEDUCCIÓN? Creo que viene en parte de la felicidad tan independiente que dicen que irradio, y que no nace tanto de factores externos, sino de la libertad absoluta de hacer lo que quiero, de dormir tranquila, sin miedo, de no hacerle daño a nadie y de gozar cada día. Mi poder de seducción no se basa solamente en que le gusto a los hombres, sino también a las mujeres: me ven como alguien que les puede dar una pastilla para los cólicos en cualquier baño si me la piden, que yo no le quitaría el marido a ninguna mujer, que no necesito a un hombre fuera de mi hijo para vivir contenta y que yo no me creo mejor que nadie, porque no lo soy. Y no es que yo sea humilde, es que soy realista y si todo este auge y fama se me van mañana, pues me voy al carnaval unos días y luego me la rebusco muerta de la risa y sin problema, como lo he hecho antes.¿ANTES DE COMENZAR, PENSÓ ALGUNA VEZ QUE SU BUSTO, BELLO Y ESPECTACULAR, LE ABRIRÍA MUCHAS PUERTAS MÁS ADELANTE?Cuando me empezó a salir el busto yo era flaquita y se me veían gigantes, y yo le rogaba a mi mamá que me los cortara. Ella me regañaba y me juraba que algún día le iba a dar gracias a Dios. Durante mi embarazo era horrible, parecía con triple barriga, unos globos impresionantes. Después de Manolo me rellené aún más pero saqué más caderas, muslos y quedé como más proporcionada. Ser tan voluptuosa me ha abierto muchas puertas, aunque muchos no saben que aquí en Los Ángeles me aconsejaron muy seriamente que me lo redujera para que me tomaran más en serio como actriz, y he interpretado papeles donde me las aplastan con un brasier especial. Yo estoy orgullosa de mi busto, pero para ser franca, a veces fantaseo con tener ese busto chiquito divino paradito de las que no tienen que ponerse brasier y se ponen esos escotes maravillosos…¿CUÁNDO VIO LA POSIBILIDAD DE EXPLOTAR LA BELLEZA COMO UN ARMA PROFESIONAL?A los 17 años unos agentes me vieron en bikini en la playa y de repente me ofrecieron hacer mi primer comercial de Pepsi. Ahí reventó la cosa, las monjas estaban bravas por la tanga, pero ese mismo año me gradué, y me llovían ofertas de comerciales. Me casé, tuve a Manolo y trabajaba mientras estudiaba Odontología, que era mi pasión. Llegó el punto en que tuve que decidirme por hacer una de las dos cosas, y para ese tiempo ya estaba divorciada, me pagaban muy bien modelando y haciendo TV, y entonces me fui por este lado. Descubrí que la belleza me daba independencia económica, y mucho poder para hacer negocios en este medio, pero desde el comienzo entendí que no podía depender solo de eso, tenía que ser profesional, cumplida, realista. Había reinas, modelos, presentadoras y actrices más bonitas y desesperadas que yo; la belleza sola no basta. ¿QUÉ TANTO HA TENIDO QUE ENFRENTAR EL SOFISMA DE “MUJER BELLA, MUJER BRUTA”?Ahora, últimamente, me he enterado de que lo he enfrentado más de lo que creía… Descubrí que muchos no daban un peso por mí y que además de bruta me veían como una floja (risas). Pero no me lo decían en la cara. Los periodistas latinos me preguntan mucho “¿Qué le dice a la gente que no la tomaba en serio?”, “¿Cuál es su mensaje para quienes dudaron de su talento?”, “¿Cómo se siente probar que, al final, sus sueños no eran un disparate?”… Muchos creen que la mujer bella no tiene cerebro, y si es voluptuosa como yo, peor: asumen que tampoco tiene sustancia, ni valores morales, ni talento y que se acuesta facilito con cualquiera y que su meta es levantarse un viejo millonario que las mantenga. La realidad es que las mujeres brutas vienen en todos los paquetes, y muchas son además bien feas, flojas y envidiosas (risas).¿LE TEME A LA VEJEZ?¡Nooo, qué va! Yo nunca he escondido mi edad. Cumplir años es algo inevitable si uno está vivo, y yo quiero estar bien vivita, no quiero morirme, quiero pasar todas las etapas con dignidad. Y tengo muy claro que puede que las cirugías plásticas te ayuden a corregir algo para ser más linda, a parar el busto, a afinar narices, pero, ¿para rejuvenecer? ¡Mentiras! ¡Jamás! Es más que obvio que nunca sirven para verte más joven. A mí esos cachetes inflados tan raros, esas cejas levantadas, las orejas como colgadas y esas frentes brillantes me impresionan. Uno puede estar divino a cualquier edad si se cuida y acepta que el reloj siempre gana.¿CÓMO SE DEFINE?Como una mamá colombiana, actriz y empresaria feliz; alguien con mucha pasión y que a veces ni sabe cómo definirse a sí misma.¿QUÉ NECESITA UNA MUJER PARA SER BELLA?Mucha motivación y seguridad en sí misma. La belleza es superimportante en la medida en que te hace sentir bien, alimenta tu autoestima y eso trasciende a otras facetas de tu vida: sentimental, laboral, social. Todos necesitamos ayuda en lo que podamos… Todas tenemos al menos un par de cosas lindas; ya sea la boca, la piel, el pelo, y hay que sacarle provecho a eso, destacarlo, por eso adoro el maquillaje y los productos de belleza. Lo mismo con el cuerpo, la ropa ayuda a resaltar lo que nos gusta y a disimular lo que no nos gusta tanto.¿LA CARA ES EL REFLEJO DEL ALMA?No, he visto caras preciosas y angelicales con almas negras, y viceversa.¿CUÁL ES SU FUERTE?Mi buen humor.¿QUÉ SE MAQUILLA?Siempre me maquillo los ojos con colores dorados, tierra, café, como un gato, y en la boca odio los brillos de labios porque me veo barata. Pero a otras se les ve divino, uno tiene que saber qué le queda y qué no.¿QUÉ TANTO INVIERTE EN SU FÍSICO EN TIEMPO Y DINERO?Lucir bien es parte de mi trabajo y la disciplina para mantenerme es la típica que todas sabemos y dice en todas las revistas: ejercicio, comida sana y dormir bien con la cara limpia e hidratada. Yo tengo dos o tres sesiones de ejercicio de 45 minutos a la semana con mi entrenador Gunnar Peterson; lo necesito porque odio el ejercicio, lo detesto con pasión. A veces peleo con él, me dan ganas de vomitar, invento excusas para no seguir, me tiro al suelo e invento dolores, pero él me sabe llevar y al final acabo muerta del cansancio haciendo todo. Eso es para mí el peor de los sacrificios. Por otro lado me alimento saludable de lunes a viernes, cero carne roja, y los fines de semana me doy mis gusticos con postres. Siempre trato de dormir mucho. Como tiendo a engordar, tengo épocas en las que elimino los postres. No hago dietas extremas porque me pongo de mal genio y eso me afecta en la salud, en lo personal y en el trabajo. Mi meta no es ponerme como un palillo, menos ahora porque me veo más vieja; a mí me gusta estar rellenita. Y me limpio bien la piel todas las noches, me echo cremas hidratantes noche y día y le huyo al sol como si fuera una vampira.¿CUÁL ES LA CLAVE PARA QUE LA BELLEZA PERDURE?Una rutina llevadera a largo plazo en la que se balancee una buena alimentación con actividad física, descanso y cuidado de la piel, todo bajo una filosofía de moderación.¿CUÁL ES SU PRIMER RECUERDO DE UN CONSEJO DE BELLEZA?Mi mamá, maquillándose los ojos y con rulos, me dijo mientras yo la miraba fascinada: “Toti, nunca te saques las cejas, esa es una esclavitud, y naturales son más lindas”. Hasta el día de hoy jamás me he sacado ni un pelo. ¿QUÉ TAN DIFÍCIL ES SER BELLA?Ser bella no es difícil, por el contrario, es una bendición, un privilegio, un regalo inmerecido, y quien se queje de su belleza inventando bobadas pues que se afee, que se descuide y deje la quejadera.¿LA BELLEZA PUEDE TENER SOBREPESO?Por supuesto, mientras no sea extremo y atente contra la salud. Para mí esa flacura extrema, enferma, tan de moda, donde las mujeres aspiran a tener cuerpos de niñitos desnutridos, huesudos, descaderados, chupados y horribles… eso sí que no va con la belleza femenina. Tampoco puede ser bella una mujer muerta de hambre y malgeniada a toda hora, ni quienes están tan obsesionadas con las dietas que no le hablan a uno sino de eso y aburren a cualquiera.¿CÓMO SE CUIDA?Como de todo. Hago sacrificios pero cometo pecados, y mi gran pecado es una deliciosa arepa por las mañanas al desayuno. Y los fines de semana, hasta dos.¿QUÉ LE QUITA EL SUEÑO?Mi hijo, siempre me lo ha quitado, sobre todo ahora que está en la universidad… Siempre quiero saber dónde está, saber que está bien. Él no me da dolores de cabeza, y es un pelado bien bueno, pero vivo pendiente… las mamás me entienden.  ¿EN QUÉ CREE?En Dios, en el poder del trabajo y en que a la gente que hace cosas buenas, le pasan cosas buenas. También creo que todos nos debemos dar el lujo de pegarnos unas buenas lloradas de vez en cuando; unas buenas peleas y rabias de vez en cuando; y balancearlas con muchas carcajadas y risas, rodeados de gente que de verdad nos quiere y entiende.SUS ÍCONOS DE BELLEZA: ¿A QUIÉN ADMIRA?Hace poco conocí a las dos mujeres que más admiro en este medio y que considero son las más bellas: Sofía Loren, de 77 años, y Betty White, de 88. Me fascinan la felicidad y el amor propio que proyectan; no son íconos de la madurez desesperada que hoy es tan común en Hollywood y en todos lados, sino lo contrario. Han madurado y envejecido más bellas y con más dignidad que cualquiera. Ellas no son esclavas de las cirugías, ni del pasado, presente o futuro, simplemente son como les da la gana. Las considero más magnéticas y fascinantes que cualquier niñita de Hollywood. Ambas son como libros de experiencias chéveres, con carreras y vidas personales interesantes, viviendo con clase, con humor y sobre todo con dignidad, eso es el verdadero poder de la mujer en esta industria. Yo las miraba… calladita las admiraba, volvía a analizarlas y no les quitaba la mirada. Pensarían que estaba loca, pero… yo quiero ser algún día una mezcla de lo que ellas proyectan, de lo que son y han sido, ¡me fascinan!POR UN DÍA, ¿QUIÉN LE GUSTARÍA SER?Bill Gates, para repartir billete como loca… o, si no, mi hijo, para entenderlo mejor, para saber cómo se siente tener 19 años en esta época y ver por fin por qué a veces enloquezco tanto al pobre.¿CUÁL HA SIDO SU SACRIFICIO MÁS GRANDE?Obvio, dejar mi país.¿CREE QUE LA MALDAD AFEA? ¿QUE NO HAY BRUJA BONITA?Desgraciadamente conozco brujas y moscas muertas malísimas y preciosas. Las apariencias engañan y la belleza es muy relativa.¿SONREÍR ES LA MEJOR RECETA PARA SER BELLA?Solo si tienes los dientes lindos (risas). Yo sí creo que una sonrisa es el mejor accesorio, siempre.HACER EL AMOR, ¿EMBELLECE?¡A mí me ha sentado de maravilla! Siempre.¿LA MODA AYUDA?Solo al que no se hace esclavo de ella.¿QUÉ MÁS AYUDA?Aceptarse y quererse, con imperfecciones incluidas; sentir que uno se merece lo mejor por el solo hecho de estar vivo y de luchar por algo. Ayuda a que el resto del mundo también se crea el cuento y te pasen cosas chéveres.¿HAY SECRETOS HEREDADOS?De belleza, que el agua muy caliente es mala para la piel y el pelo, por eso antes de salir de la ducha siempre me echo un chorro de agua helada en el busto, la cara y el pelo. De mis años he aprendido que uno no se puede echar a morir cuando vienen las malas épocas, nadie se debe dar ese lujo, y que si uno se ríe bastante o se rodea de gente positiva, todo lo malo pasa. La tristeza le tiene pavor a las carcajadas.COMPLETE, POR FAVOR, LA SIGUIENTE FRASE: “NO HAY MUJER FEA SINO… … desmotivada”. Con ganas y esfuerzo hoy en día la belleza es una oportunidad universal.