Al altar, el último príncipe soltero

Finalmente se casará Guillermo de Luxemburgo, el último heredero de las familias reales del Viejo Continente que quedaba libre.
Al altar, el último príncipe soltero

Entre los veintisiete estados que conforman la Unión Europa está Luxemburgo, un pedazo de tierra rodeado por Alemania, Francia y Bélgica. Con apenas medio millón de habitantes y sin litoral, es una de las economías más estables del mundo. Su gobierno es una monarquía constitucional y su línea directa con el pueblo es un parlamento. Desde el castillo de Berg, el gran duque Enrique I y su esposa, la cubana María Teresa de Luxemburgo, a través de su Mariscal, dieron la noticia: “Sus altezas reales tienen el placer de anunciar el compromiso de su hijo, su alteza real el príncipe Guillermo, gran duque heredero, con la condesa Stéphanie de Lannoy”.

El comunicado acaparó la atención de los medios. Las apuestas apuntaban a que la elegida sería una plebeya. Pero no, Guillermo de Luxemburgo retomó la tradición de sus antepasados. “Estoy muy orgulloso de presentar a la condesa Stéphanie de Lannoy a Luxemburgo”, dijo en una recepción realizada en uno de los jardines de su imponente residencia. Juan de Luxemburgo, su abuelo (héroe de la Segunda Guerra Mundial), también se comprometió con una princesa belga, Josefina Carlota. 

¿Quién es Stéphanie de Lannoy, la nueva integrante de la familia?  La futura gran duquesa tiene 28 años y se graduó en Filología Germánica en la Universidad de Lovaina. Hace más de un lustro conoció a su prometido, pero fue tal la discreción que solo hace un año ambos confirmaron el noviazgo. La menor de ocho hermanos ya está aprendiendo luxemburgués, uno de los tres idiomas del país que pronto comandará. Por su parte, Guillermo nació el 11 de noviembre de 1981. De formación militar, sus estudios en idiomas le permiten dominar el alemán, el inglés y el español. A pesar de su condición de príncipe y de la poca información que hay sobre él, los analistas lo consideran la mano derecha del Gran Ducado. Nada se hace en Luxemburgo sin su consentimiento.

El bautizo de Estela Silvia Eva María, princesa de Suecia, celebrado a mediados de mayo, fue el primer acto oficial al que asistió con Stéphanie de Lannoy. De aquí al matrimonio les espera una agenda apretada. En un 2011 marcado por bodas reales, el casamiento del príncipe Guillermo de Inglaterra con Kate Middleton se robó las portadas de las revistas. Un escalón más abajo estuvo el de Guillermo de Mónaco, famoso por sus aventuras amorosas, con la surafricana Charlene Wittstock. Guillermo de Luxemburgo es todo lo contrario. Que las demás monarquías se alisten, porque el que queda está a puertas de hacer su propia historia. Falta ver si su ceremonia se saltará el protocolo para corresponder más a su carácter o  será tan mediática como la de sus pares. El 30 de octubre se sabrá. El último soltero real tiene los días contados.

Guillermo de Luxemburgo

Nació en: Ciudad de Luxemburgo, LuxemburgoEdad: 30 añosEs: Oficial militar de la Real Academia de Sandhurst