Reflexiones de humor con Julián Arango

“En este CSI criollo que es Colombia, el humor es una cura”, el actor bogotano habló sobre el estado del humor en Colombia y sobre la televisión.
Reflexiones de humor con Julián Arango

El 13 de mayo  Julián Arango fue el invitado especial de la segunda temporada del programa del canal RCN El show de Suso. Sin prevenciones, porque prefirió enfrentarse al personaje antes de criticarlo, el actor se dejó entrevistar por uno de los humoristas que más pasiones despierta en los colombianos.

Unos lo aman, le llenan los teatros donde se presenta, lo aplauden y lo aclaman. Otros lo critican, detestan la forma como transforma las palabras y hasta se burlan de él. Julián Arango prefirió enfrentarlo porque “hay que conocer de cerca todo lo que se está haciendo en esta materia en el país”.

Su paso por el programa de los domingos le cambió la idea que tenía sobre el antioqueño: “es un personaje cómico bajo una estética recargada, que no me atrae tanto, pero es absolutamente válido, quienes lo critican lo hacen porque prefieren un humor más fino, de dardos venenosos, de juegos de palabras, pero en humor nadie tiene la última palabra”.

Por estos días se dedica exclusivamente a eso, a hacer reír a los latinoamericanos. Su stand up comedy, Ni idea, que él prefiere definir como monólogo, lo ha llevado a Panamá, Guatemala, Costa Rica, Miami y muchas ciudades colombianas, excepto Bogotá. 

En la capital no se ha vuelto a presentar porque está enfrentado a los shows de actores y comediantes que aparecen en televisión, lo que les da prioridad porque atraen más público. “Estoy buscando un teatro para volver a presentar Ríase el show, el stand up comedy que tengo con uno de mis buenos amigos, Antonio Sanint, pero lastimosamente la prioridad la tiene los del horario triple A”, afirma.

Fue precisamente Antonio Sanint quien lo motivó para que escribiera su monólogo. “Yo me fui dos años al extranjero y cuando volví mis amigos (Andrés López y Sanint) estaban tapados en plata porque estaban haciendo stand up comedy. Ellos, La secta, como llamo a quienes me dicen lo que debo hacer, me convencieron de que escribiera uno y eso hice. El tema central es exactamente eso: haga lo que quiera y no le haga caso a nadie”.

Eso es lo que cuenta en su show. Además involucra imitaciones de hombres de diferentes regiones del país porque es uno de sus talentos y disfruta creando personajes. Para él eso es lo que le falta a la televisión colombiana: “se han perdido los personajes típicos, el tema del narcotráfico y la guerra nos invadió y el ritmo frenético con el que se hace televisión en este país ha hecho que los libretos pierdan calidad”.

Su personaje de ‘Guadaña’ en El cartel de los sapos lo hizo reflexionar sobre los modelos que imparte la televisión  en el público más joven. “Cuando hice esa serie los niños se me acercaban y me decían que querían ser como yo, eso me aterraba”.

Por eso prefiere el humor, y las novelas costumbristas. Para él los programas de exportación deberían ser las novelas que hablan de las regiones del país, donde los personajes están bien construídos. "Me gustaba mucho lo que hacíamos antes estilo San Tropel donde los personajes estaban muy dien definidos. O Betty La fea que es otro buen ejemplo  de una gran telenovela colombiana".

Varios cómicos internacionales divierten a Arango, quien disfruta las interpretaciones de Ricky Gervais , Jim Carrey ,Woody Allen,Monty Python, Les Luthiers, "son los más grandes del humor mundial”, eso sí, no desconoce el trabajo de algunos de sus colegas como Primo Rojas, Antonio Sanint, Ivan Marín, Gonzalo Valderrama y Julio Escallón. Gabriel de las Casas, el periodista del programa radial La luciérnaga le parece un gran personaje: "ese invento de  que no sabe cantar me parece muy chévere, divertido".

Por ahora, Julián Arango seguirá presentándose en diferentes países de Sur y Centro América. Trabajar en televisión no es un plan inmediato pues lo que hace con su mónologo no sólo le funciona como terapia, sino que le permite tener más tiempo para estar con su hija y con su familia.