Rachel McAdams, la princesa de la comedia

 La hermosa actriz canadiense va en camino de reemplazar a Meg Ryan y a Julia Roberts en el género de los enamorados. 
Rachel McAdams, la princesa de la comedia

 Muchas nuevas actrices habrían dado lo que fuera por tener un papel protagónico en "Los cuatro fantásticos y Casino Royale", al lado de James Bond, pero Rachel McAdams no tuvo problema en rechazarlos. Ella entiende el negocio lo suficiente para saber que lo suyo no es la acción sino la comedia romántica.

El género ha estado más que competido. Meg Ryan se mantuvo durante 15 años como la reina de la comedia con películas como Harry y Sally (1989), Un romance para recordar (1993) y El beso francés (1995). Julia Roberts, quien con su actuación en Mujer bonita (1990) se ganó no sólo el respeto de la crítica sino que se convirtió en la mujer mejor pagada de Hollywood, con 140 millones de dólares por película, también hizo lo suyo, y sembró una leyenda confirmada en películas como La boda de mi mejor amigo (1997) y Un lugar llamado Notting Hill (1999).

Pero Rachel no solo sabe lo que tiene, también sabe cómo explotarlo. En 2001 se graduó con honores de Universidad de York, donde estudió teatro; y participó en producciones canadienses como My name is Tanino (2002) y Slings and arrows (2003), hasta que sintió que era el momento de jugar en las ligas mayores. Se mudó a Los Ángeles, donde en menos de dos meses fue elegida para ser la antagonista de Lindsay Lohan en la película Mean girls. Y aunque le gustó interpretar a la mala de la historia, sabe que su look corresponde más al de la chica buena de la que todos se enamoran.

Su protagónico en The Notebook, adaptación de la novela de Nicholas Sparks, fue su trampolín hacia el reconocimiento. Al lado de Ryan Gosling, su novio de entonces, Rachel dio una actuación elogiada por la crítica. “Ella da el tipo de actuación que explica el porqué vamos al cine”, afirmó Kenneth Turan de Los Ángeles Times.

A partir de ese momento, sus facciones delicadas, sonrisa encantadora y cierta coquetería disfrazada de ternura, llamaron la atención de productores de películas como The wedding crashers (2005) al lado de Owen Wilson; The time traveler’s wife (2009) con Eric Banna, y Medianoche en París (2011), donde repitió protagónico con Owen Wilson. Tres películas que le ayudaron a ubicar su nombre como el nuevo referente romántico, por encima de Reese Witherspoon y Kate Hudson, quienes durante los últimos seis años lideraban este espacio en Hollywood.

Medios de comunicación como el portal de entretenimiento TMZ, People y Entertainment Weekly ya la llaman “la nueva Julia Roberts”, ante lo cual Rachel ha respondido: “Quiero labrar mi propio camino, pero nunca deja de ser un honor que te pongan en el mismo nivel de una de las mejores actrices del mundo”. Por lo pronto, tiene tres comedias en salmuera este año, aparte de Votos de amor, algo que habla muy bien del nivel actoral que ha alcanzado y de su popularidad.

Nació en: Ontario, CanadáEdad: 33 añosEs: actriz