La historia de Jon Hall el líder de Linux

El creador de la opción gratuita de los sistemas operativos estuvo en Colombia. Un viejo que evangeliza sobre las ventajas de hacer las cosas de una manera diferente.
La historia de Jon Hall el líder de Linux

Los empresarios de Silicon Valley tienen un perfil específico. Generalmente son jóvenes, como el dueño y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, o los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page. Son innovadores en su industria, como Steve Jobs que resucitó a Apple en la última década, o Bill Gates que revolucionó la computación personal. Pero existe una contracultura en el mundo de los computadores que se llama Linux, y el abanderado es el presidente de Linux International, Jon “Maddog” Hall.

Maddog es su apodo, uno que se ganó cuando era profesor de universidad y admite que tenía genio de “perro bravo,” pero es como le gusta que le digan. Es un tipo sencillo que parece recién aterrizado del Polo Norte por su barba blanca y larga. Y aunque lleva 17 años como presidente de Linux, nunca se le ve de vestido y corbata. Tiende a vestirse de prendas casuales y lo único que sugiere que tiene algo que ver con una de las compañías más rebeldes de computación, es un chaleco con el emblemático pingüino con bufanda de Linux.

Maddog tenía 19 años cuando se interesó en computadores, y desde 1969 no ha dejado de ejercer en la informática. Él vio cómo Microsoft surgió a la cima de la industria, cómo el internet llegó para cambiar todas las reglas del juego, cómo Apple pudo vender un estilo de vida por medio de la tecnología, y mientras tanto unos pocos se enriquecían y el chiquito de la industria se perdía entre los poderosos. Pero Maddog tiene la filosofía que la innovación no puede ser controlada por unos cuantos, y se convirtió en el evangelista del software gratis y de libre distribución.

Linux es una compañía sin ánimo de lucro. Es un sistema operativo como lo es Windows, OS X y Android, pero con la gran diferencia de que es gratis. Cuando uno compra un portátil, por ejemplo, también tiene que conseguirle un sistema operativo, lo cual cuesta una plata. A no ser que uno baje Linux. Pero si decide usar Linux, entra a ser más que un usuario, se vuelve un miembro de una comunidad mundial: los Grupos de Usuarios de Linux. Esta gente se encarga de promulgar el uso de Linux a punta de educación y democracia. Los programas que se usan en Linux tienden a ser gratis. Los miembros de la comunidad Linux se los van pasando de mano en mano, y cada cual va haciendo cambios hasta que el programa sea el mejor que se puede producir.

El líder de esta forma de entender la computación es Maddog. En todos los años que lleva en la industria, siempre ha mantenido su independencia y su personalidad. En honor a uno de sus héroes, el padre de la informática Alan Turing, Jon “Maddog” Hall escribió una carta abierta donde reveló que era homosexual, igual que su ídolo, el cual fue sometido a castración hormonal como castigo por ser gay, cosa que era un crimen en su época. Maddog confesó para dejar en evidencia que los homosexuales pueden tener cargos de alto prestigio e involucrarse en industrias que requieren mucha inteligencia y dedicación.

Jon “Maddog” Hall no es más que un viejito con principios existenciales y tecnológicos. En todos sus años no ha parado de luchar por la filosofía del software gratis y de libre distribución. Además no tiene escrúpulos ni da apologías por su disposición. Personajes como este no hay muchos, y aunque tenga un perfil relativamente bajo, su legado ya está claro.

Temas relacionados