Piedad Bonnett, reflexiones de una poeta

Acaba de ganar el Premio de Poesía del Mundo Latino Víctor Sandoval, que le entregarán en México. Una de las voces femeninas más respetadas de las letras.
Piedad Bonnett, reflexiones de una poeta

>    ¿Quién es, para usted, el mejor     poeta de todos los tiempos?

    William Shakespeare.

>    ¿Y el poeta colombiano    más destacado?

    José Asunción Silva.

>    Entre novela, poesía y teatro, ¿con cuál se queda?

    Con la poesía, que enriquece todos los géneros.

>    ¿Qué libro tiene en la mesa     de noche?

    Tengo dos: Cultura mainstream y Poemas selectos, de Tadeusz Rózewicz.

>    Un poeta para los momentos  de tristeza…

    Para atizarla: Idea Vilariño. Para desterrarla: Blanca Varela.

>    ¿Por qué será que la gente en Colombia no lee?

    Porque no sabemos mostrarles a los adolescentes lo seductor que puede ser un libro.

>    ¿Cuáles son sus poetas   de cabecera?

    Mi cabecera es inestable y yo también.

>    ¿A qué personaje literario le habría gustado conocer?

    A Swann, el personaje de En busca del tiempo perdido.

>    ¿Qué opinión le merecen los críticos?

    Unos pocos, respeto. La mayoría me parece inane.

>    ¿Cuál es el título que más le gusta?

    Carta breve para un largo adiós, El corazón es un cazador solitario y Mañana en la batalla piensa en mí.

>    ¿Qué tiene la poesía que no tenga la novela?

    Poder de síntesis.

>    ¿Y qué tiene la novela que le falte a la poesía?

    Posibilidad de digresión.

>    ¿A quién le quitaría el Nobel?

    A Camilo José Cela. Y a diez más.

>    ¿Qué es lo peor de los escritores?

   La susceptibilidad.

>    ¿Cómo titularía el libro de su vida?

    Se hizo lo que se pudo.

>    ¿A qué le teme?

    Al miedo.

>    Si no fuera escritora, ¿qué?

    Fotógrafa, dibujante, cantante  (si tuviera la voz de Celia Cruz).

>    ¿Cuál es su idea de la felicidad?

    Intensidad.

>    ¿Qué libro le habría gustado escribir?

    El mar, de John Banville.

>    Un escritor al que siempre vuelve.

    Proust.

>    ¿Cómo está la salud de la literatura colombiana?

    Regular, gracias.

>    ¿Cómo manejar el ego de los escritores?

    Con pinzas.

>    ¿Cómo quisiera que la recordaran?

    Como una persona generosa. Pero con que me recuerden, me conformo.

>    ¿Cuál es la obra suya que más le gusta?

    Como a todos los escritores, la última.

>    La mejor dedicatoria de un libro  que le han hecho…

    Sí lo sé, mas no lo digo... que esa rosa fue testigo.

>    ¿Qué hace cuando un libro la aburre?

    Le doy una última oportunidad, y si no gana, lo dejo.

>    El libro que nadie debería dejar  de leer…

    A cada persona la espera ese libro.

    Hay que buscarlo.

>    ¿Qué recuerda de su natal Amalfi?

    Las procesiones de Semana Santa, las luciérnagas, la primera cometa.

>    ¿Cuál es la palabra más bonita del español?

    Mar.

    ¿Para qué sirve la poesía?

    Como dijo Borges, para lo mismo que sirve contemplar una puesta de sol.    ¿Qué significan los premios?

    Un postre que, de no tener cuidado, puede indigestarnos.

    ¿Se puede vivir de la poesía?

    Ni de, ni para. La poesía ayuda  a vivir.

    ¿Cuál es su estado mental actual?

    Saludablemente inestable.    ¿Qué futuro tiene la poesía?

    Tanto como el que pueda  tener la humanidad.

   ¿Cuál es el libro más  valioso de su biblioteca?

    El que hice con la obra pictórica de mi hijo.

    Un verso memorable…

    Vendrá la muerte y tendrá tus ojos, de César Pavese.

    ¿Qué está escribiendo ahora?

    Un libro de poemas que pienso titular Los hombres de mi vida.