Néstor Morales: "De niño quería ser superboy"

Antes de salir al aire con una nueva cadena de noticias, el director de Blu se relajó con CROMOS y nos reveló sus trucos para capotear a un grupo de panelistas de lujo.
Néstor Morales: "De niño quería ser superboy"

 Un truco para madrugar. Ser feliz en el trabajo. 

¿Qué debe envidiarle la competencia?El equipo. 

¿A qué periodista le gustaría tener en su equipo?Los que quería tener, están acá. 

¿Qué tiene en su mesa de noche?Antes, libros. Ahora, libros y pastillas. 

¿Con qué canción inicia la banda sonora de su vida?Soy melómano y cada día me gusta una canción diferente, pero iniciaría con algo de Queen. 

Un hábito que conserve.Leer frenéticamente. 

¿Qué lo trasnocha?Mis hijos, una película, una comida con mi mujer. 

Un castigo memorable.Un 31 de diciembre me gané dos cachetadas de mi mamá por golpear las puertas de los vecinos y salir corriendo y por romper los bombillos de los postes. 

¿Qué no perdona?La pereza y el desánimo. 

¿Qué le saca la piedra?La ineficiencia y la deslealtad. 

¿Cómo se desestresa?Miquiando con mis hijos. 

Un tema para debate.El costo de la paz. 

¿Qué oficio detesta hacer en su casa?No soy capaz de cambiar un bombillo. 

¿Cómo quiere que lo recuerden?Como buen amigo. 

Su mayor reto.Competir y ganar.

¿A qué sabe Blu?A nuevo.Lo de su mal genio ¿es verdad o mito urbano?Hay algo de herencia de mis maestros, algo de mito y algo de verdad.¿Qué le envidia a Darío Arizmendi?La sintonía.¿A Julio Sánchez?Que no madruga.¿A Francisco Santos?Su trabajo en País Libre.¿Qué quería ser cuando niño?Superboy.¿Cómo conservar la calma?En la radio, parte del éxito es no tener calma.     ¿Qué es la vanidad?Es la virtud más atacada.¿Qué no puede faltar en su clóset?No me puede faltar un cinturón raro y una buena camisa.

Su peor embarrada al aire.Dije el Sunday Times de hoy y era lunes.

El mejor director de noticias del país.Yamid Amat.

¿En qué lo han tumbado?La garantía de mi mujer: a los dos días del matrimonio, en plena luna de miel, se enfermó.

¿Qué no ha podido aprender?Dar respuestas inteligentes bajo presión.

Su primer trabajo.En la Radio Nacional vigilaba que los discos sonaran completos.

Una maña en la cabina.No soy capaz de comer ni tomar nada mientras estoy al aire.

Un agüero.Uso una loción especial en una ocasión especial.

¿Qué le falta por hacer?De momento, poner a Blu en la memoria de los radios.

Lo mejor de ser periodista.Sentir que uno puede hacer algo por la gente.

¿Cómo lidiar a un entrevistado fastidioso?Toreando y capoteando.

Un vicio.El dulce.

¿Quién da la última palabra en su casa? Mentiría si digo que mi mujer… en realidad son Emilio y Gabriel.

¿Todavía se pesa tres veces al día?Sí, el médico me obliga.

Lo mejor de la radio.Que la radio lo desnuda a uno y uno puede desnudar a los demás.

¿Qué extraña de Hora 20?No he tenido tiempo para la nostalgia.

Un truco para manejar el ego de los panelistas.Mmmm. Son dioses con los pies en la tierra. 

¿Qué momento de su vida borraría?No he podido borrar algunas deslealtades. 

¿En qué deporte es bueno?Bueno en squash, regular en golf.