Miguel Calero, ¡Inolvidable!

Su excelente desempeño como arquero profesional y persona, quedará grabado por siempre en cada uno de sus seguidores. Este es un homenaje al inolvidable "show" Calero.
Miguel Calero, ¡Inolvidable!

Fue su último paso a la gloria. Luego de repartir alegrías en cada equipo en el que jugó, de tapar lo inatajable y celebrarlo con la risa franca de un hombre noble, Miguel Calero entregó su vida después de habérsela entregado toda al fútbol. Cada club lo acogió  como un hijo, y en cada uno él que se portó como una madre. Por eso el llanto ha sido irreprimible. Por eso el fútbol no para de llorar. Sus amigos lo recuerdan así:

Yulian Anchico, jugador de Independiente Santa Fe

«Llegué a México el 27 de diciembre de 2011 y, para despedir el año, su familia me invitó a su casa. Fue una cena inolvidable. Miguel me recibió con los brazos abiertos y fue fundamental para que el equipo en el que terminó su carrera se hiciera grande. Con 40 años encima trabajaba como un muchacho recién llegado de las inferiores. Por su alegría a uno le daban ganas de verlo todos los días».

Javier Álvarez, ex técnico de Once Caldas, Deportivo Cali y la selección Colombia

«Dirigí la selección Colombia en la Copa América 1999. Recuerdo que Miguel fue el arquero titular y Martín Palermo, en el partido contra Argentina, erró tres penales. Fue un día inolvidable,  estuvimos muy felices  con nuestro triunfo. Esa imagen de Calero bajo los tres palos la tengo grabada. Hace un año, cuando yo trabajaba de manager en Millonarios, hablé por teléfono con Calero para que me recomendara unos jugadores mexicanos. Fue la última vez que tuvimos contacto».

Fernando El pecoso Castro, ex técnico de Quindío, América y Deportivo Cali

«Cuando Miguel Calero debutó en el Cali era un joven de 21 años. Desde que lo vi tapar supe que debía ser el titular del equipo. Me sorprendió su elasticidad y su compromiso en cada entrenamiento. Era una persona que le llegaba muy fácil a los demás. Con los periodistas, los dirigentes, los colegas e hinchas era muy especial, siempre muy dispuesto en cada situación. Prueba de su profesionalismo y personalidad es su carrera en México. No sólo los hinchas del Pachucha lo querían. Fue un show en cada cancha que jugó”.

Mauricio Serna, ex jugador de Boca Juniors y Atlético Nacional

«Como no todo en el futbol son caras largas, Miguel Calero nos dio mucho. Me quedo con la imagen de un profesional siempre alegre y dispuesto a tender la mano. Era todo un personaje en la selección, muy amigable con todos sus compañeros. Él hizo parte de la gran camada de arqueros que caracterizó a Colombia en  los noventas».

Así fue su trayectoría

1. En 1992 fue el principio de una carrera llena de triunfos. Siendo un veinteañero jugó los Olímpicos de Barcelona y debutó en el Deportivo Cali. Cuatro años después, la racha de 22 años sin títulos del equipo azucarero se cortó al ganar el campeonato colombiano. Calero fue fundamental para devolverle la alegría a la hinchada verde.

2. 1,3  millones de dólares costó su traspaso al Atlético Nacional, la transacción más cara en la historia del fútbol colombiano. A los 27 años Calero ya era llamado el show y peleaba codo a codo el arco de la selección Colombia con Farid Mondragón y Óscar Córdoba. En 1997 con el cuadro paisa conquistó su segundo torneo local y una Copa Merconorte.

3. En el 2000 empacó maletas rumbo a México. En los once años que duró defendiendo el arco del Pachuca levantó cuatro copas de campeonatos locales, cuatro trofeos de la copa de la Concacaf, una Superliga y, tal vez la más importante en su paso por clubes, una Copa Sudamericana. En el 2011, a los 40 años, se retiró del fútbol para formarse como entrenador.

4. En la selección Colombia, ante más de 40.000 personas en El Campín, levantó la Copa América, el trofeo más valioso que ha conseguido la tricolor en toda su historia.