Anthony Hopkins, el genio detrás de Psicosis

La película Hitchcock, protagonizada por Anthony Hopkins, examina las virtudes y los vicios de uno de los más grandes directores de la historia, a través de la mirada de la única que verdaderamente lo conoció: su esposa Alma Reville.
Anthony Hopkins, el genio detrás de Psicosis

Alfred Hitchcock ya llevaba 40 años haciendo cine cuando terminó la producción de North by Northwest. En Hollywood era considerado uno de los directores más importantes e influyentes gracias a décadas de trabajo pero, a sus 60 años, Hitchcock parecía estar perdiendo relevancia. Sin embargo, el director quería demostrar que le quedaban muchas películas por hacer.Para su siguiente proyecto quería explorar el mundo del terror. Las películas de miedo, en ese entonces, estaban basadas en fantasía y monstruos del más allá. El director se obsesionó con un libro escrito por Robert Bloch que contaba la historia del asesino en serie Ed Gein, y vio una oportunidad de traducirla al cine y explorar el pavor que nosotros mismos nos podemos causar. Los ejecutivos de Paramount no creyeron en su idea porque, según ellos, el público no estaba preparado para entretenerse con violencia brutal. Pero Hitchcock estaba empeñado en hacer esta película y, después de discutir con su esposa Alma Reville, sacó un préstamo para financiar la producción. Alma también opinaba que el concepto era descabellado, pero le dio su apoyo incondicional.Así comienza la película Hitchcock, del director británico Sacha Gervasi, que se estrena el 7 de diciembre en Estados Unidos y ha alimentado la fiebre por todo lo relacionado a Alfred Hitchcock que desató la serie The Girl de HBO. Es una retrospectiva de la vida del director en la producción de Psicosis, basada en el trabajo periodístico que Stephen Rebello publicó en 1990. Anthony Hopkins, calvo y con el cuello gordo, es Alfred Hitchcock; Helen Mirren es su esposa, Alma Reville; y Scarlett Johansson es la protagonista de Psicosis, Janet Leigh. Aunque la narrativa se desenvuelve alrededor del rodaje de Psicosis, la película se enfoca en la excentricidad de Alfred Hitchcock y su manera de relacionarse con la gente que lo rodea. Anthony Hopkins desarrolla un personaje que detrás de su fuerte personalidad es sutilmente vulnerable. La neurosis del director es evidente en su manera de tomar en exceso y comer cantidades de paté y, sobre todo, en su matrimonio con Alma.Hitchcock considera a su esposa como su más grande colaboradora, se limita solo a lo profesional. El matrimonio que llevan es poco convencional, carente de romance y sexualidad. Sin embargo, la opinión de Alma es la más importante en la vida y obra de Alfred Hitchcock. Su obra es motivada por la necesidad de crear una perfección femenina elusiva, y su molde, la mujer más cercana a él, es Alma Reville. Así lo cuenta el libretista John H. McLaughlin, quien de acuerdo con los críticos que han tenido la oportunidad de ver la película y leer el libro en el cual está basada, se aparta del trabajo periodístico y se toma libertades en los detalles del matrimonio de los Hitchcocks. La dificultad de explorar sus aspectos emocionales es que poco se sabe sobre su vida personal. Hizo muchas películas y era un hombre reconocido, pero esto era antes de la televisión, el internet y la cultura del paparazzi. Parte del encanto de Hitchcock es que era misterioso y su personaje era impenetrable.De esta manera, Hitchcock propone a Alma como la única persona realmente íntima con el director, el motor de su creación, la que le brindaba la estabilidad necesaria para poder ejercer como artista. La especulación brinda una nueva perspectiva, la de un hombre creativo con dificultades en relaciones interpersonales que fue guiado por la única mujer que verdaderamente lo conocía y entendía. Hitchcock plantea que sin Alma Reville, Alfred Hitchcock no hubiera sido el artista que fue, y el cine de hoy no sería lo que es. La retrospectiva rescata la importancia de la mujer detrás del hombre del cine.