Robert Kirkman: El hombre que desenterró a los zombis

CROMOS habló en exclusiva con el creador de The walking dead, el comic que está revolucionando el mercado del entretenimiento. La historia, que se volvió serie televisiva y derivó en dos novelas, lo consolida como uno de los artistas gráficos más importantes de la actualidad.
Robert Kirkman: El hombre que desenterró a los zombis

“Escribir comics es una de las cosas que más me divierten. Narrar acciones en imágenes y trabajar con excelentes dibujantes llena mis días de alegría”. Así define su trabajo Robert Kirkman, uno de los invitados de honor del pasado Comic-con, celebrado en Nueva York. Su charla fue una de las más concurridas por los amantes de las historietas. Y es que desde hacía meses se venía especulando con el lanzamiento de las ediciones limitadas de The Walking Dead Hardcover Compendium y Thief of Thieves Hardcover, Volume 1. Aunque los libros costaban  100 y  35 dólares, respectivamente, las ventas de los 2.500 ejemplares se agotaron en menos de una hora. Hoy en día cualquiera de las dos obras sólo se puede encontrar en Ibay a un precio apto para coleccionistas.

Los disfraces de zombis que enmarcaron las fiestas del último halloween y los 10,5 millones de televidentes que alcanzó el último capítulo de la serie el 2 de diciembre confirman el tamaño de la fama de Kirkman. Su don de Rey Midas es comparable al de viejas glorias como George Lucas y Steven Spielberg. Es decir, todo lo que toca lo vuelve oro o, en su caso, lo vuelve zombi. Y esta dinámica seguirá mientras la historieta The walking dead se renueve cada mes. El gran momento de Kirkman en el ámbito de los comics recuerda el de  Stan Lee, el padre de los X-Men, Spiderman y Hulk, en los sesentas. ¿Cómo se hace para seguir escribiendo después de tanto éxito? “Trato de no dejar que nada me influya porque quiero mantener al cómic puro. No quiero verme  afectado por el éxito de la marca Walking Dead.  El único cambio debido al éxito es que mi tiempo trabajando con otros escritores en el programa de televisión me está haciendo un mejor escritor”, sostiene. 

¿Dónde está la gracia de una historia de muertos vivientes? Pareciera que el origen de esta avalancha se resume en sentarse a escribir un relato con características muy puntuales. “Siempre me han gustado las películas zombis y quería hacer una historia de largo aliento que mostrara ese mundo entre vivos y muertos, explorando cómo las personas seguían sobreviviendo. Los comics son el mejor medio para contar historias largas y, como soy  guionista, el cómic fue una elección natural”, dijo.

En octubre de 2003, sin un gran despliegue, la editorial Image Comics puso en circulación la que se convirtió en su apuesta más valiosa de la década. La estética de la portada es el perfil oscuro de un policía cargando una escopeta y la fachada a color de una tienda destruida. A partir de la segunda página el lector se encuentra con un puñado de imágenes en blanco y negro que recrean a dos policías enfrentándose a bala con un delincuente. ¿Y los zombis? A simple vista la obra se asemeja más a un thriller policial que a una ficción apocalíptica. Después de varios filmes y apariciones en novelas, los muertos vivientes vuelven a invadir a Estados Unidos y Rick, uno de los policías,  despierta de un prolongado coma causado por un disparo del delincuente. Todo a su alrededor está destruido y los únicos que deambulan por las calles son esos seres tenebrosos que se comen lo que esté vivo.

¿Por qué una historia de zombis moviliza a grandes y chicos? Kirkman hila fino para responder: “Todavía estamos frenados por la prominencia de los cómics de superhéroes, literalmente son el 90% de lo que se vende. Una vez que empecemos a ofrecer una selección de material diferente, llegará una selección más amplia del público”. La situación límite a la que se enfrenta Rick es tal vez el encanto de su obra maestra. Un grupo de sobrevivientes que se aglutina a su alrededor para nombrarlo líder. El objetivo es que maneje sus riendas y, como desde el 2003 Rick se muestra implacable, llega un punto en que los zombis dejan de ser una amenaza. Los verdaderos enemigos son los que también buscan comida, refugio y armas. La ley del más fuerte.

Cuando CROMOS entrevistó a Kirkman, él estaba trabajando en la elaboración los capítulos finales de la tercera temporada de la serie y en la cartilla número 104 del comic. Los fanáticos de The Walking Dead en televisión tendrán que esperar hasta mediados de febrero para saber el destino de Rick y los suyos, mientras que los del impreso podrán continuar con la publicación mensual que le cambió la vida a su creador y el rumbo de los inofensivos zombis.