Josefa Molina, cocinera de corazón

Con motivo del Festival Gastronómico Español, la reconocida cocinera española, Josefa ‘Pepa’ Molina, está en el país. Su sazón se podrá disfrutar en el hotel Marriot hasta el 10 de febrero y en Jw Marriot hasta el 24 de febrero.
Josefa Molina, cocinera de corazón

Su arte es cocinar. Desde pequeña le gustó la cocina y aunque no tenía definido cuál sería su profesión, esta española de piel blanca y ojos azules fue descubierta por Joaquín Calle, actual cocinero privado del Rey Saúd de Arabia Saudita, cuando al probar un plato hecho por ella, le dijo: “Pepa, dedícate a la cocina. Tienes un sazón que no es fácil de conseguir”.

Desde entonces “Pepa” siguió su consejo y lleva 33 años cocinando. En el año 1995 comenzó a trabajar con el grupo Puma, dueño de una cadena de hoteles alrededor del mundo. Le encanta viajar, mostrar su comida, aprender y degustar sazones diferentes.

Cocinando se siente feliz y realizada. Nunca importa el cansancio que puede sentir cuando se trata de representar la gastronomía española. Hace en un buffet comida de toda la península Ibérica, los platillos de Asturias, Cataluña, Castilla, Mediterráneo, Madrid, Andalucía y Valencia son parte de su variedad. Aunque suene extraño, aprendió a ofrecer el buffet observando que en América Latina se ofrecen variedad de menús con la libertad de escoger lo que se desea, pues en España no es normal, allí solo se ofrecen platos a la carta o menú de día.

Su comida se caracteriza por ser 100% natural y llena de cariño, tanto así que las personas que la prueban denominan su cocina como: “La cocina del sentimiento”, pues les recuerda a los alimentos de la mamá o la abuelita. “Parece ser que es una comida que les mueve las neuronas de los sentimientos, recordando a sus allegados qué cocinaban con el mismo sazón que yo”, asegura Josefa.

Su amabilidad la destaca todo el día llenando de sonrisas y saludos a quienes la rodean. Y como su pasión es cocinar, Josefa quiso compartir con nosotros una de sus recetas, tomen nota.

Receta:

Salmón gratinado con alioli

Coger un filete de salmón con piel, ponerlo a la plancha por término medio para que no se seque mucho.

Luego, poner un espejo de salsa de tomate en el plato y encima poner el salmón.

Realizar un alioli que es una mayonesa con ajo. Entonces, se pone en la licuadora dos huevos enteros, con clara y yema, dos o tres dientes de ajo, el zumo de medio limón y medio litro de aceite. Adicione sal. El aceite puede ser de maíz o de soya. De poco a poco se agrega el aceite en la licuadora.

Se detiene la licuadora, se mueve para que no se corte y quede espeso. Y está lista la mayonesa con ajo, llamada alioli.

El alioli se coloca sobre el salmón, en una capa. Y se pone en el horno de manera horizontal. Ahí se gratina un poco. Y listo, ya se tiene el salmón gratinado con alioli.