La furia romana regresa a la televisión con la última temporada de Spartacus

Con altas dosis de sexo y violencia, arranca la tercera y última temporada de Spartacus, War of the Damned. Hablamos con sus protagonistas en Los Ángeles. ¡Correrá la sangre!  
La furia romana regresa a la televisión con la última temporada de Spartacus

¡Y son legión! Después de una cruenta huida de la escuela de gladiadores en Capua y de haber vencido al ejército romano en el Vesubio, Espartaco se enlista con su grupo de generales y un ejército de más de 30.000 rebeldes para su levantamiento definitivo contra la república de Roma.

Ambientada en los años 70 A.C. y a medio camino entre los hechos históricos y la ficción, llega así la tercera y última temporada de Spartacus, titualada War of the Damned (La guerra de los condenados), que recrea los últimos avances del gladiador Tracio, quien pasó de ser un esclavo solitario y de pocas palabras, a un líder intrépido al mando de la liberación de los esclavos en la época romana de Marcus Crassus y Julio Cesar.

“Para esta temporada final, Spartacus cambia su modo de ver la vida.Después de todo el sufrimiento que ha pasado y la pérdida de su esposa, tiene que bloquear sus emociones para no mostrarse vulnerable mientras dirige la rebelión”, dijo el actor Liam McIntyre a CROMOS, durante el lanzamiento de la serie en Los Ángeles. “Lo que lo anima a seguir adelante ya no es la venganza, sino la lucha para que los rebeldes consigan su libertad”.

El reto para McIntyre fue por partida doble. Heredó y tuvo que llevar a buen puerto el legado de Andy Whitfield, quien encarnó a Espartaco durante la primera temporada y murió de linfoma no-Hodgkin mientras se producía la segunda temporada. Además de darle solidez a un personaje del que se tienen muchos referentes históricos en los campos de batalla, pero del que se conoce poco en su vida personal.

La serie, escrita por Steven DeKnight y transmitida en Colombia por el canal Moviecity Premieres, se grabó en Nueva Zelanda. En su primer episodio, el pasado 27 de enero, rozó el millón de televidentes solo en los Estados Unidos, lo que confirma la expectativa que despierta una historia de época apoyada en un fuerte contenido de violencia, sexo y efectos especiales.

En una época de preeminencia y dominio masculino, la serie también explora las tensiones entre el poder y el género que vivieron las mujeres en ese entonces. “Se trata de tiempos de guerra, pero más allá del poder o la sed de venganza en el campo, también están en juego las relaciones y el amor que humaniza a los personajes”, confesó Cynthia Addai-Robinson, quien interpreta a Naevia, una de las luchadoras de primera fila del ejército de los rebeldes.

Una de las novedades de esta última entrega está en la aparición de Julio César, quien tomando ligeras variaciones respecto a la historia original, frenará la avanzada de Espartaco contra La República. “Quería que cuando se viera a César en pantalla se supiera de inmediato que se trataba de él, incluso antes de que abriera la boca –explicó Todd Lasance–. Y poco a poco me daba cuenta de que él fue tan inteligente como poderoso y peligroso con la espada, César estaba seguro del poder que tenía”.

En el pasado ya se han realizado adaptaciones de la vida del gladiador. En 1960 Stanley Kubrick filmó Spartacus, basado en la novela de Howard Fast. En esta ocasión, la serie televisiva promete dar giros inesperados y conmovedores a la historia original. ¿Vencerá Spartacus al imperio romano? Lo mejor es sentarse frente al televisor todos los domingos a las 8:00 p.m. en el Canal Moviecity Premieres para saber quién se alzará con la victoria.