Colombianos en River Plate: Cita con la historia

Conozca una lista de jugadores que tuvieron diferente destino en uno de los cuadros más emblemáticos del continente.
Colombianos en River Plate: Cita con la historia

El buen momento del central Éder Álvarez Balanta es similar al que en el pasado tuvieron Juan Pablo Ángel, Mario Alberto Yepes y Radamel Falcao García en el conjunto millonario. Pero no todos los colombianos motivaron aplausos en el Estadio Monumental.

 

Juan Pablo Ángel

Este delantero, que actualmente milita en Atlético Nacional, allanó el camino para que otros colombianos llegaran al fútbol argentino. Reemplazar en la ofensiva de River Plate a Marcelo Salas en 1998 parecía tarea difícil, pero gracias a su capacidad goleadora y a su garra se echó la hinchada al bolsillo. En casi cuatro años marcó 62 dianas. En 1999, junto a Javier Saviola, Mario Alberto Yepes, Diego Placente y Pablo Aimar, hizo parte del equipo que conquistó el Torneo Apertura. 9.5 millones de libras esterlinas pagó el Aston Villa por sus servicios en el 2001.

Mario Alberto Yepes

El capitán de la selección Colombia empezó a escribir su historia en el Deportivo Cali. Su buen desempeño en la Copa Libertadores de 1999 llamó la atención de la junta directiva de River Plate, que lo fichó a mediados de ese año.  En 76 cotejos vistió la camiseta de la banda cruzada, consiguiendo el campeonato en dos oportunidades (1999 y 2000). Después de Argentina se fue a vivir a Francia para defender los colores del Nantes, club que le abrió las puertas en Europa. De ahí pasó por Paris Saint Germain, Chievo y AC Milán, su cuadro actual. 

Jairo Patiño

Este volante caleño lo tenía todo para ser figura en el dos veces campeón de la Copa Libertadores. Sus gambetas y goles de media distancia en Newells Old Boys, conjunto de la ciudad de Rosario, fueron su hoja de presentación al llegar en el 2004 a Buenos Aires. Pero en año y medio no pudo demostrar sus condiciones y, en el 2007, el Atlético Nacional de Medellín lo pidió prestado. ¿Por qué no la pudo romper en River Plate? Como no hay duda de su talento, algunos dicen que le pesó la camiseta. En el fútbol, el jugador que es genio en un lugar no es garantía para que también lo sea en otro. Eso lo sabe Patiño.

Nelson Rivas

Ocho partidos bastaron para que este espigado defensor saltara de Argentina al fútbol italiano, concretamente al Inter de Milán. A simple vista parece el típico caso de un jugador que no necesita de campeonatos para demostrar de lo que está hecho. Su cambio de club todavía sigue siendo un misterio, pues en los seis meses que estuvo en River Plate perdió rápidamente la titularidad. En la capital argentina alcanzó a compartir vestuario con el samario Radamel Falcao García y en Milán con el antioqueño Iván Ramiro Córdoba.

Radamel Falcao García

El mejor delantero que tiene la selección Colombia se formó en Argentina. A los quince años cambió la comodidad de su casa por probar suerte en River Plate. En las inferiores de ese cuadro recibió el apodo de El Tigre. En el 2005, año de su debut, convirtió varios dobletes en el Torneo Apertura; el más recordado es el que le hizo a Independiente de Avellaneda, en un cotejo que finalizó 3 a 1 a favor de los locales. Falcao siempre ha sido una estrella, pues no solo en el sur del continente dejó huella. En Portugal también fue goleador del Porto y ahora en el Atlético de Madrid se la pasa de celebración en celebración. ¿Cambiará de aires en el mercado de verano?

Éder Álvarez Balanta

En Colombia se sabía poco de este defensor hasta que el técnico Ramón Díaz le dio la oportunidad. ¿Qué hacía un colombiano en la zaga riverplatense hace tres semanas? Su presentación en el primer cotejo fue un éxito. En el estadio Juan Domingo Perón, casa de Racing de Avellaneda, por la punta izquierda Álvarez Balanta fue impasable. A pesar de sus 20 años lució aplomado ante cada ataque del local. 2 a 0 terminó el marcador a favor de su equipo.

La prensa argentina y colombiana resaltó sus virtudes y, como los dos compromisos posteriores fueron un calco del debut, ya lo catalogan como el central con más futuro en el fútbol gaucho. Un gol en tres partidos es la marca nada envidiable que conserva para que José Néstor Pékerman y Carlos Restrepo, técnicos de la selección Colombia de mayores y Sub 20, respectivamente, no le pierdan el rastro.