Los trabajos más amados y más odiados

0 0 1 25 143 CLBP 1 1 167 14.0 Normal 0 21 false false false ES-TRAD JA X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:Cambria;} Mientras que algunas personas disfrutan el tener una ocupación para ser útiles cada día, para otras el trabajo es un mal necesario que deben realizar para subsitir.  
Los trabajos más amados y más odiados

Amar u odiar el trabajo depende de varios factores como el tipo de ocupación, el ambiente laboral, los horarios, las cargas laborales, las posibilidades de crecimiento, entre otros, que llevan a más de uno a permanecer o desertar de sus labores.

Aquí una breve relación de los trabajos más amados y más odiados. ¿Se identifica con alguno?

 

Los más amados

Según una encuesta de la Organización Nacional para la Investigación de la Universidad de Chicago, entre los puestos de trabajo más felices están:

 

Psicólogo: Puede o no ser capaz de resolver problemas de otras personas, pero parece que logra resolver los suyos.

Maestro: A pesar de los problemas actuales con el financiamiento de la educación y las condiciones laborales, la profesión sigue atrayendo a jóvenes idealistas.

Artista: Escultores y pintores dicen sentirse satisfechos sobre su alta satisfacción laboral, a pesar de la gran dificultad de ganarse la vida.

Bombero: El 80 por ciento de ellos están “muy satisfechos” con su trabajo, debido a la implicancia que significa ayudar a la gente.

Fisioterapeuta: La interacción social y el ayudar a la gente, al parecer, hacen de este un trabajo de los más felices. 

Autor literario: Para la mayoría el pago es irrisorio o inexistente, pero la autonomía de escribir el contenido de su propia mente, aparentemente conduce a la felicidad.

 

Los más odiados

Según un artículo del experto Steve Dennings en la revista Forbes, es interesante comparar estos empleos con varios de los puestos de trabajo más odiados, que en general son mucho mejor remunerados y algunos tienen un mayor estatus social.

 

Gerente de producto: Se quejan del crecimiento restringido en la carrera y del aburrido trabajo de oficina.

Asesor jurídico: Alta rotación, largas y agitadoras horas de trabajo. El empleado está sujeto a los caprichos de diferentes personas.

Gerente de Marketing: La razón principal de insatisfacción laboral con frecuencia es una falta de dirección.

Desarrollador Senior Web: Su alto grado de infelicidad se debe a que los empleadores no se comunican de forma coherente y carecen de comprensión en tecnología.

Maquinista CNC: Operar máquinas de control numérico por computador dicen que es muy aburrido.

Analista de soporte técnico: Con calma técnica ayudan a personas en pánico, en el momento menos pensado, con problemas en sus computadoras que muchas veces es porque no enciende el equipo.