¿Qué tiene Benfica que no tiene Chelsea?

Hoy a la 1:30 p.m. se disputará la final de la UEFA Europa League en el estadio de Amsterdam Arena. Aunque Chelsea llega como favorito, el club portugués cuenta con futbolistas que juegan de memoria. Vea el partido en directo por www.golcaracol.com
¿Qué tiene Benfica que no tiene Chelsea?

¿Cuál es el equipo más famoso de la liga portuguesa? Porto, que tiene entre sus filas a Jackson Martínez y a James Rodríguez, respondería un colombiano. No se sabe lo que respondería otro latinoamericano, pero por pura identificación también apuntaría para el cuadro que tenga más representantes de sus países.

La base de Benfica, como la de su archirrival Porto, proviene de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Basta con mirar su columna vertebral: Luisao, Maxi Pereira, Eduardo Salvio y Rodrigo Lima. La mayoría, excepto Lima, ha tenido sendas presentaciones en sus combinados nacionales.

¿Por qué el Benfica está compuesto por extranjeros? La respuesta es sencilla: porque es una empresa diseñada para comprar barato y vender caro. Y, por ahí derecho, para estar en la élite del fútbol del viejo continente. Sobran ejemplos de juveniles que dejan pronto Lisboa para probar suerte en una liga más poderosa. Ángel Di María vistió tres temporadas la camiseta roja antes irse en el 2010 por 25 millones de euros al Real Madrid. A principios de década los brasileños David Luiz y Ramires se marcharon del Estádio da Luz al Stamford Bridge, campo de Chelsea, por 25 y 22 millones de euros, respectivamente.

Actualmente Benfica conserva en su platilla a jugadores que llegaron relativamente jóvenes y, por falta de interés de otros cuadros, han desarrollado una carrera de baluartes. La llegada a última instancia de la Europa League tiene el sello de los mundialistas Maxi Pereira, Pablo Aimar y Óscar Cardozo, todas figuras desde que eran unos veinteañeros. En instancias decisivas la experiencia de estos íconos se vuelve tan importante como un minuto de inspiración de Eden Hazard, una de las estrellas azules que engalanarán la final.

Hombre a hombre el Chelsea, el último campeón de la Champions League, es superior al Benfica. Ashley Cole, Branislav Ivanovic, Frank Lampard y Fernando Torres saben lo que es disputar un cotejo en el que el ganador grabará en la copa el nombre de su equipo. Contra ellos se las tendrá que ver los dirigidos por Jorge Jesús, que en esta ocasión dependen de sí mismos para salir victoriosos.

El panorama a nivel doméstico es distinto, pues la liga, a falta de una fecha para concluirla, la tienen embolatada. El sábado perdieron el primer puesto al caer 2 a 1 frente al Porto, que con otros tres puntos se consagrará campeón.

Ahora sí: ¿qué tiene Benfica que no tiene Chelsea?

Para el partido de hoy, que se podrá ver en directo a la 1:30 p.m. por www.golcaracol.com, el conjunto portugués cuenta con una línea defensiva de exportación. Los centrales Luisao y Ezequiel Garay se conocen como si jugaran desde niños. Con el balón en los pies son prácticos y en el aire tienen la contextura necesaria para despejar centros cruzados. Su problema empieza de la mitad para adelante, cuando tienen que romper lejos de su campo.

La explosión en el ataque de Maxi Pereira y Enzo Pérez, corazón y pulmón en el medio, se merma con su tendencia a golpear al adversario; sobre todo el uruguayo, que en ocasiones oficia de capitán, es tarjeta amarilla cantada. Como el equilibro del juego pasa por su zona, hay que tenerlos bien rodeados. Dicha tarea es de los volantes ofensivos Nicolás Gaitán y Eduardo Salvio, que si quieren celebrar tendrán que doblegar sus esfuerzos.

En la delantera la responsabilidad cae en los hombros de Óscar Cardozo. El paraguayo fue el héroe de la semifinal ante el Fenerbahce al anotar el segundo y tercer gol (3 a 1 fue el resultado final). El fin de semana anterior el técnico Jorge Jesús fue criticado porque no lo puso de titular. A partir del pitazo inicial tiene noventa minutos para destruir la muralla hecha por David Luiz e Ivanovic.

Una victoria sumará a las cuentas de Benfica (y de Chelsea) la nada despreciable cifra de 5 millones de euros. Eso sin contar las posibles ventas en el próximo mercado de verano.

Que gane el que mejor se pare en la cancha. Es decir: el que repela a Frank Lampard, Juan Mata, Oscar y Fernando Torres. Un triunfo de Benfica es un triunfo de Suramérica.