Conozca a Gabriel Gomez candidato colombiano al senado de los E.E.U.U.

El 25 de junio Massachusetts eligirá senador y este candidato de padres colombianos es la opción del partido republicano. ¿Cómo le irá?
Conozca a Gabriel Gomez candidato colombiano al senado de los E.E.U.U.

Gabriel Gomez es colombiano, pero ha vivido toda su vida en Estados Unidos. Sus padres emigraron a Los Ángeles a finales de los años 60 precisamente buscando oportunidades, y aunque el primer idioma que aprendió fue español, en 47 años ha logrado realizar el sueño americano y hoy es un empresario pudiente con aspiraciones políticas. Vive en Cohassett, una ciudad de Massachusetts que según el censo del 2010 tiene una población de 7.542, de los cuales aproximadamente el 97 por ciento son blancos. De ahí era Michael Kennedy, el hijo de Robert F. Kennedy, y también la actriz Kate Bosworth y el astronauta de la NASA Steve Bowen.

Su casa de 112 años cuesta 2,1 millones de dólares. Vive con su rubia esposa Sarah y sus cuatro hijos: Olivia, Alexander, Antonia y Max. Gomez es un hombre involucrado con la comunidad y pendiente de las actividades de sus hijos, tanto que es entrenador voluntario de la liga de béisbol para niños.Aunque Gomez no es un político de profesión, su preparación es común en muchos de los que llegan al servicio público. Lo han comparado con Mitt Romney, el derrotado candidato a la presidencia en las últimas elecciones, ya que en los últimos cinco años reportó ganancias de 8.500 millones de dólares. Antes de hacerse rico en la industria financiera, Gomez era un soldado. Se matriculó en la Academia Naval de Estados Unidos, luego lo invitaron a sacar la licencia de piloto, algo que en la marina es considerado como un reconocimiento. Voló aviones E2-Hawkeye y C2-A Greyhound un tiempo, pero quería más. Pidió que lo transfirieran a la unidad elite de los SEALS, con un gran riesgo. Si no lograba completar el riguroso entrenamiento, cosa que solo el 20 por ciento de los interesados consiguen, perdería el rango de piloto. En 1996 Gomez cambió el uniforme por una corbata y un maletín, completó un MBA en Harvard y entró al mundo de las inversiones. Hizo mucha plata, tuvo hijos, siguió haciendo plata, y ahora está preocupado por el rumbo que está tomando su país. “Me estoy lanzando al senado porque me rehúso a ser cínico sobre el futuro de los Estados Unidos”, proclama Gomez. “Me estoy lanzando porque quiero que mis hijos tengan las mismas oportunidades que yo tuve”. En cuanto a su plataforma, apoya el matrimonio igualitario, el aborto no le gusta pero no parece querer hacer nada al respecto, y defiende el derecho a portar armas. No es el candidato favorito, pero puede dar la sorpresa. En cualquier caso, no es insólito pensar que en unos años pueda ser el primer presidente colombiano de los Estados Unidos. Su carrera apenas empieza.