Naomi Watts interpreta a la princesa Diana de Gales

La actriz australiana se le midió al reto de interpretar a Lady Di en la película Diana. El papel, con el que podría obtener su tercera candidatura al Oscar, ha sido, según ella, el más exigente de su carrera.
Naomi Watts interpreta a la princesa Diana de Gales

Cuando se trata de prepararse para un papel, no hay ni acento ni distancia que se interpongan en el camino de Naomi Watts. Por eso cuando quedó elegida para personificar a Diana de Gales, no tuvo problema en dejar su casa en Nueva York y trastearse a Londres antes del rodaje a principios del año pasado, y así tener un mejor acercamiento a la vida de una de las mujeres más famosas del mundo.Alquiló un apartamento en el área de Kensington, cerca del palacio que lleva el mismo nombre y que fue la residencia de la princesa desde su separación del príncipe Carlos hasta el día de su muerte, el 31 de agosto de 1997. Estando ahí, Naomi aprovechó para visitar The Harbour Club y Beauchamp  Palace, dos de los lugares favoritos de Diana, e interactuar con personas que la conocieron. Mientras estudiaba los gustos, el comportamiento,  el caminado y la postura de una de las mujeres más fotografiadas de los últimos tiempos, pasó seis semanas estudiando con un entrenador de diálogo para adquirir el acento nítido que tenía Lady Di.Tanta preparación tuvo un simple propósito: asegurarse de que frente a las cámaras la gente viera a Lady Di y no a una actriz imitándola. “Estaba muy preocupada con las comparaciones que vienen al interpretar a una figura icónica. No tengo ni su altura, ni su pelo, tratamos de hacer lo posible por dejar en alto su imagen y su historia”,  comentó Watts al Daily News.  Mucho se ha hablado y especulado sobre esta película por tratarse de un recuento de los dos años anteriores a la muerte de Diana de Gales. Su trabajo social, sus lujos, su relación con su hijos y, por supuesto, su rumorado romance con el científico Hasnat Khan y su relación con Dodi Al-Fayed, así como un recuento del fatídico accidente frente al que se manejaron varias versiones.“Queremos ser fieles a la historia, pero espero que esto no vuelva a abrir heridas, en especial en sus dos hijos”, compartió Watts. “Interpretar a la princesa Diana es lo más difícil que he hecho en mi carrera”, le confesó a la revista Manhattan en su más reciente edición. Y todo indica que la presión que se viene será peor. Esta semana se filtró el primer tráiler (sin diálogos) de la película, y a algunos expertos especulan sobre si su interpretación le conducirá a su tercera candidatura al Oscar como mejor actriz, después de dos intentos fallidos con Lo imposible el año pasado y 21 gramos en 2004.Es lo malo de representar a un personaje tan conocido como Diana de Gales. Todos esperan que la actriz se comporte a la altura de la figura pública. Lo bueno es que, si sale adelante, Naomi Watts retiñirá su lugar en la historia de Hollywood... y de los ingleses.