Cómo Pixar cambió a Disney desde adentro

El dinamismo de los creadores de "Toy Story" ha contagiado a la casa del ratón Mickey.
Cómo Pixar cambió a Disney desde adentro

En Disney Animation se habla hoy de "renovación" y "espíritu colectivo", palabras que su vicepresidente ejecutivo, Andrew Millstein, repitió este lunes a la prensa en un encuentro celebrado en las instalaciones de esta compañía en Los Ángeles, donde se finaliza su próximo estreno, Frozen.

 

Pixar fue un punto de inflexión para Disney, que abrazó la filosofía de honestidad brutal de Pixar por talentos como John Lasseter ?Toy Story y Cars?, quien desde la compra en 2006 cumple el papel de director creativo en ambas productoras.

 

Pixar desarrolló el sistema brain trust, el cual consiste en someter el desarrollo de las películas a la periódica crítica de un grupo de personas de referencia en el estudio, con el fin de mejorar el producto final a base de señalar problemas y fallos.

 

"Nuestros artistas están trabajando de modo que todo el mundo es autor de las películas de los demás", comentó Millstein, para quien esa es la principal transformación que ha experimentado la empresa.

 

Disney atesora numerosos premios Óscar por sus filmes animados, pero desde que se creó la categoría de Mejor película animada en 2001, ninguna de sus producciones ha logrado ganar dicho premio; mientras que Pixar lo ha hecho en siete ocasiones.

 

"Después de Tangled y Wreck-It Ralph se experimenta una buena sensación sobre nuestro verdadero potencial", aclaró Millstein. Esto muestra que Disney Animation ha demostrado estar más dispuesta a correr riegos en los últimos años.

 

Sus princesas son ahora más atrevidas y descaradas, algo que se vio en Tangled, y que se repite en Frozen, esta última próxima a estrenarse en noviembre. Las historias ya no solo nacen de cuentos infantiles, sino también de cómics, como el filme de superhéroes de Marvel Big Hero 6, que verá la luz en 2014.

Tráiler de Blanca Nieves y los siete enanitos (1937)

 

Enredados (2010)

 

Millstein aseguró que Disney y Pixar continuarán manteniendo sus identidades separadas, algo que el grupo Walt Disney Company, al que pertenecen ambas, reforzará en las campañas de promoción de las películas. No negó, sin embargo, que la estrecha relación pudiera hacer que ambas compañías se parecieran cada día más.

 

"Creativamente, es difícil decir cómo se diferenciará un estudio del otro en la medida en que ambos tengamos mundos, personajes e historias geniales... Si hay confusión en ese sentido, que así sea", declaró.