Bill Clinton se pone a dieta por sus futuros nietos

El ex presidente de E.U cumple l apromesa que le hizo a su hija el día de su matrimonio, perder al menos 7 kilos de peso.
Bill Clinton se pone a dieta por sus futuros nietos

El ex presidente de EE.UU. Bill Clinton asegura que, para poder conocer a sus nietos sigue una estricta y experimental dieta vegetariana que le mantiene saludable y le permite perder más kilos, tal y como le prometió a su hija Chelsea.

En una entrevista publicada por el diario Huffington Post y Yahoo News, Clinton confiesa sus miedos y deseos en torno a su estado de salud, que ha preocupado a los estadounidenses desde que en 2004 le fueron colocados cuatro “bypass”. “Estoy intentando mantenerme lo suficientemente sano para tenerlos (a los nietos). Eso es lo que quiero hacer” , afirmó con una sonrisa al ser preguntado por la posibilidad de que su única hija, que se casó el 31 de julio, pueda hacerle abuelo en un futuro próximo Chelsea, la única hija de Hillary y Bill Clinton, le hizo prometer a su padre que, como regalo de boda, iba a adelgazar al menos siete kilos. Y el padre perdió casi diez y la llevó orgulloso al altar.

A sus 64 años, Clinton ha sufrido recientemente ciertas molestias en el pecho, que le llevaron en febrero a ser intervenido quirúrgicamente del corazón.

Ya recuperado, su salud es ahora una de sus mayores preocupaciones y, lo que no hacía antes, la antepone a sus viajes y a su trabajo como coordinador de la ONU para la ayuda internacional para Haití. “Mis horarios de viaje se recortan por mi ejercicio, lo cual es a veces frustrante. Sigo una dieta bastante estricta. Es vegetariana y de vez en cuando incluye pescado” , explicó en la entrevista.

El ex presidente se calificó a si mismo como un “experimentador” en ese tipo de dieta especial, basada en alimentos sin ningún tipo de fuente de colesterol y que unas 700 personas han probado desde 1986, precisó: “un 80 por ciento de las personas que lo han hecho han visto resultados y quiero ver si puedo ser uno de esos. Y tengo aún que hacerlo durante unos pocos meses para ver si funciona” , señaló.

Este afán por la salud del ex presidente choca con lo que era su habitual manera de comer, ya que nunca ocultó que era un gran aficionado a los “donuts” , las hamburguesas y, en general, la “comida basura”.

Clinton se encuentra en Nueva York para atender a la Sexta Reunión Anual de la Iniciativa Global Clinton que empezará el lunes y reunirá a expertos, empresarios y dirigentes políticos en torno a un debate sobre los desafíos globales del planeta.

Temas relacionados