"Bo", el perro de los Obama

La casa del presidente de Los Estados Unidos, Barack Obama ya tiene nuevo inquilino, se trata de Bo, un perro de agua portugués de colores blanco y negro. El canino será presentado oficialmente el martes.
"Bo", el perro de los Obama

El día que Barack Obama proclamaba uno de los discursos más esperados de la historia, las hijas del nuevo presidente de Estados Unidos, vestidas con su mejor gala, esperaban ansiosas una sola frase que su padre pronunciaría más adelante, tendrían permiso para tener un perro en la Casa Blanca.

Finalmente, el domingo el Washington Post dio a conocer el retrato del esperado canino. El regalo lo hizo el senador Edward Kennedy, quien también tiene una mascota de la misma raza. Este tipo de perros se caracteriza por su fidelidad y su obediencia. Es excelente nadador, por eso es utilizado por pescadores para recuperar los animales que se escapan de las redes de pesca. Quizá la labor más complicada que tendrán que afrontar las hijas de Barack Obama respecto al cuidado de su mascota estará relacionada con el tratamiento del pelo del canino pues este requiere atención especial.

Bo, como lo han apodado cariñosamente en honor al abuelo materno de las pequeñas al que llamaban Bo Didley, visitó la semana pasada la Casa Blanca para interactuar con sus nuevos amos. Su comportamiento en esta determinante visita no pudo ser mejor, no mordió la alfombra, obedeció cuando le mandaron a sentarse o levantarse, y curiosamente siguió al presidente Obama por toda la habitación.

La demora en la escogencia de la mascota de las niñas Obama se debió a la alergia que presenta Malia, la hija mayor del matrimonio. "Se supone que son bastante buenos y que no mudan mucho pelo, lo que lo hace perfecto para mis hijas", comentó Michelle Obama.

En un principio los inquilinos de la Casa Blanca habían anunciado que adoptarían un canino, pero como finalmente aceptaron el regalo que les hizo el senador Kennedy, los Obama harán una donación a la Humane Society, una organización protectora de animales abandonados para contrarrestar cualquier tipo de crítica que se pueda generar tras esta decisión.

Temas relacionados