Colombia busca su propia voz/Estreno del reality

Llega a Colombia La Voz,  un concurso de talento que pretende encontrar al mejor cantante del país sin importar su aspecto físico o su género musical.
Colombia busca su propia voz/Estreno del reality

La Voz no es un reality, es un concurso. Dos palabras que para muchos pueden significar lo mismo pero que en esta oportunidad marcan la diferencia no solo en términos de formato, sino en el futuro del ganador. Acá no importa la edad, de qué color tenga el pelo, cuáles son sus medidas o si tiene alguna discapacidad física. Desde el momento en que presenta la audición, la única herramienta que tiene el participante para hacerse notar es su voz.  

Esta fue la razón para que cuatro de los artistas más reconocidos de la industria musical hayan aceptado modificar su agenda por cuatro meses y hacer las veces de entrenadores. Fanny Lu, Carlos Vives, Ricardo Montaner y Andrés Cepeda serán los encargados de encontrar a la mejor voz del país. En palabras de este último,  “al concentrarse en la capacidad vocal, el ganador puede tener una oportunidad. No es una fantasía, no es un ratito, no es un cuarto de hora, es la oportunidad para perdurar”. 

No será una tarea fácil, pero este formato tiene lo necesario para ser exitoso. Creado por la empresa holandesa Talpa, en menos de dos años ya ha sido producido en 30 países, mientras que en otros ocho está en etapa de preproducción. Y aunque el más recordado es The Voice Estados Unidos, que cuenta con la participación de Christina Aguilera, Cee Lo Green, Adam Levine y Blake Shelton como entrenadores, los productores colombianos están seguros de que La Voz de Colombia será escuchada en todo el mundo. 

Según Juan Esteban Sampedro, gerente de entretenimiento del Canal Caracol, este proyecto cuenta con un equipo que ya tiene la experiencia de  Yo me llamo.  Es gente que ya entiende la dinámica de un programa musical donde el sonido, el manejo de luces sobre el escenario y los entrenamientos deben ser impecables. En este punto el reto para La Voz Colombia es mayor porque, a diferencia del resto de países donde se ha transmitido, este es el único que graba un capítulo diario. 

La Voz también se diferencia de otros programas en que no funciona por convocatorias sino por una preselección que hace el canal. Son 123 personas que pelearán por 72 cupos. Presentan la audición y los jurados los escuchan de espaldas a ellos, con el objetivo de escogerlos exclusivamente por la voz. Si Ricardo Montaner, Fanny Lu, Andrés Cepeda o Carlos Vives se da la vuelta, significa que quiere ser su entrenador. Si más de uno lo hace con el mismo concursante, es éste quien decide cuál de los artistas estará a cargo de su entrenamiento.  

La segunda parte es una batalla. Cada jurado arma su equipo con 18 cantantes cada uno, para un total de 72; los cuales, sin embargo, bajan rápidamente a la mitad. Cada entrenador arma duplas y le asigna una canción que se le facilite a cada una; la montan, la presentan y el mismo entrenador decide cuál de los dos se queda. Luego, 36 participantes comienzan la tercera fase del concurso, que consiste en presentaciones en vivo, un show que garantiza un megaconcierto cada noche, como les gusta a los colombianos.  

Eso sí, como es usual en este tipo de concursos, los entrenadores harán todo lo posible por llevar a sus pupilos a la final, pero serán los espectadores los que elegirán al ganador, que tendrá un contrato de tres años con Universal, con mínimo un disco garantizado, incluida la promoción en toda Latinoamérica. Tiempo suficiente para que el nuevo artista muestre su talento. La seriedad del concurso motivó a Iván Sánchez (líder del grupo Iván y sus Bam Bam), y a Guachi Meléndez (corista de Joe Arroyo) a presentarse en las audiciones. 

Aunque no se sabe si pasaron o no, lo único seguro es que este concurso es una incubadora de talento que contará con el sabor propio de nuestro país. Solo falta esperar a que Colombia encuentre su mejor voz.  

 

últimas noticias