Los personajes del 2009

Cantantes, políticos, empresarios, deportistas, modelos, estos son los personajes que hicieron historia en este año.
Los personajes del 2009

Juanes / cantante

En sus manos, la sencillez y la determinación son sinónimo de éxito. A sus 37 años este paisa se ha encargado de romper fronteras con un mensaje de paz contundente que va mucho más allá de la retórica. El 20 de septiembre de este año convocó a 1’150.000 personas en la Plaza de la Revolución de La Habana en Cuba, en un concierto que por momentos suscitó controversias y puso en su contra a muchos de sus seguidores, pero que resultó ser la prueba fehaciente de que el arte es el arma más poderosa para combatir la indiferencia.

Gracias a sus canciones, que han conmovido por igual a fanáticos de Argentina, Japón y Alemania, fue nombrado esta semana “el artista latino de la década” por la revista Billboard. Pero su corazón de rockero tiene un lado filantrópico que va mucho más allá de sus letras de cambio y esperanza. A sus conciertos “sin fronteras” le ha sumado resultados concretos, como los de la Fundación Mi Sangre a favor de las víctimas de minas antipersonas, con la que el pasado mes de noviembre recibió el Premio de Paz 2009.

Germán Efromovich / empresario

En sus escasos tiempos libres, a Germán Efromovich le gusta ir al aeropuerto a revisar la bitácora de Avianca. “Una sola visita corta garantiza al menos tres vuelos puntuales”, afirma. Tal es su pasión por el trabajo. Cuando sale a vacaciones, en algún momento le asalta la idea de que está perdiendo la oportunidad de un buen negocio. Así que, generalmente, se ahorra las vacaciones y hace los negocios. El de este año ha sido grandioso: fusionó Avianca con Taca, la exitosa aerolínea salvadoreña, y convirtió a la aerolínea colombiana en una de las más grandes de la región, con una flota de 129 naves, cerca de 100 destinos y una movilización de 15 millones de pasajeros. Y eso que nadie creía que pudiera sacarla de la quiebra, cuando la compró en 2004. ¿Cómo lo hizo? Él mismo contesta: “En las crisis están las oportunidades. Eso sí, toca tener huevos”. Efromovich suele rematar el día viendo noticieros y cuando las cosas han salido demasiado bien, enciende un puro y apura un coñac. Pero ahora no, ahora toca trabajar.

Clara Julianan Guerrero / bolichera

El dos fue el número de la suerte para la bolichera quindiana durante 2009. El 2 de agosto se convirtió en la mejor jugadora del Campeonato Mundial de Bolos, colgándose dos medallas en las categorías más importantes. Y el 2 de diciembre El Espectador la eligió Deportista del año. Que haya sido la mejor de todas en un evento equivalente al Mundial de fútbol o al Tour de Francia dice mucho de su destreza física y de su fortaleza mental: en la categoría Todo Evento le pasó por encima a Estados Unidos –el mejor equipo del mundo– en las competencias de individual, dobles, tríos y equipos, y en categoría Final Master impuso un nuevo récord, con 805 pines en una serie de tres líneas.

Pero estos logros son solamente la punta de un iceberg que está cimentado en una férrea disciplina que empezó cuando tenía 8 años. Y ahora, con tan solo 27, está recogiendo los laureles de una vida dedicada al deporte de alto rendimiento. Vive con su esposo en Austin, Texas, ciudad de Estados Unidos en la que trabaja como agente de bienes raíces. Pero ejerce sólo en las mañanas. En las tardes se calza las zapatillas de bolos y entrena al menos dos horas, mucho más cuando se prepara para algún torneo estadounidense o internacional. Esta rutina es matizada con esporádicas idas a cine e improvisadas preparaciones de comida colombiana.

William Ospina / escritor

En 2008 lo incluimos entre los personajes del año por habernos regalado El país de la canela, la segunda novela de su trilogía sobre la Conquista que inició con Ursúa y que culminará con La serpiente sin ojos. Justamente por esa novela ganó este año el Rómulo Gallegos, quizás el premio literario más prestigioso de Latinoamérica. Así que, en realidad, este ha sido su año. Viajando de Cuba hasta la India, de Ciudad de México a Madrid; de Berlín a Buenos Aires, Ospina se la ha pasado más tiempo en los aeropuertos que en su propia casa, respondiendo a las obligaciones del premio, pero también para sacar adelante sus propias investigaciones.

Porque el escritor tolimense, como novelista, quiere quedarse en la Historia, escarbar en los orígenes de Colombia para que las nuevas generaciones entiendan el presente. Como nauta del tiempo –y como los propios cronistas de Indias–, ha preferido perderse en la espesa vegetación del pasado para que otros encuentren el camino del futuro.

Fernando Solórzano / actor

En los últimos cinco años, Fernando Solórzano ha representado a cuatro narcotraficantes. El promedio habla a las claras de que el tema está más de moda que nunca. Su papel de Braulio Bermúdez en Las muñecas de la mafia, prácticamente lo graduó en el asunto. Tanto que el “Flaco”, como lo llaman familiarmente, se dio el lujo de brindarle a su personaje algo de ternura, la debilidad de una criatura salvaje frente al amor. Y le ha resultado creíble.

Aunque disfruta de ser un hombre poderoso en la pantalla, en más de 25 años de carrera ha protagonizado sobre todo a hombres comunes y corrientes que, sin embargo, han dejado huella en la pantalla, como Henry, el tipo buena gente de Vecinos con el que este año comenzó a robarse la atención de los televidentes.

En la cabeza del “Flaco” siempre hay un proyecto. Un día libre puede ser ideal para sentarse en el sofá de su casa a estudiar libretos de televisión, teatro y cine, los lenguajes en los que se ha movido desde que comenzó a actuar. Para liberarse de la rutina frente a las cámaras, este caleño nacido en Cartagena suele coleccionar música, sobre todo salsa y rock, y leer mucha literatura.

Shakira cantante

Cada vez que Shakira saca un disco, la reacción es inmediata. De su nuevo álbum, She wolf, han dicho que ha dejado de lado todo el sabor latino, que es demasiado electrónico para una barranquillera y que el video de Loba no está a la altura de su talento. Pero al mismo tiempo, su nuevo trabajo no sólo ha registrado un millón de descargas en internet sino que se metió en la lista de los 10 mejores álbumes de 2009 según MTV, y ha merecido portadas en dos de las revistas de música más importantes del mundo, Billboard y Rolling Stone. Al mismo tiempo, ha recibido invitaciones a cantar en los Europe Music Awards y en los Video Music Awars, ha aparecido en el show de David Letterman y en America’s got talent, y fue jurado del evento de CNN Hero of the year.

Es, tal vez, una Shakira más internacional, pero no por ello menos exitosa localmente. Su trabajo con la Fundación Pies Descalzos y como embajadora de la Unicef la ratifican en su puesto como la artista latina más influyente del momento.

Herbin Hoyos / periodista

Que Las voces del secuestro lleve 14 años sirviendo como puente entre los secuestrados y sus seres queridos quizás sería suficiente para que su creador, Herbin Hoyos Medina, fuera el personaje más destacado de Colombia cada año. Pero ahora que está exiliado en España se ha convertido en un símbolo de los expatriados por la violencia. Hace dos meses pudo eludir un atentado de las Farc y se fue del país para seguir en Europa su lucha personal contra el secuestro, del cual fue víctima durante 17 días en 1994.

En todo caso su piel ya está bastante curtida: como corresponsal de guerra estuvo en el golfo Pérsico, Sarajevo, Chechenia y en Israel y Palestina. Incluso de uno de sus cubrimientos regresó irreconocible, después de haber sido torturado por insurgentes. Como para dejar en claro que su vida ha sido un vaivén de adrenalina, con su partida tuvo que dejar en su apartamento a sus hijas: una anaconda de cuatro metros, otra boa constrictora igual de grande y una coral. Y ahora que ya no puede surcar los cielos colombianos en parapente, anda recorriendo las calles europeas con su “Caravana por la libertad”, mientras espera que todos los secuestrados recuperen la libertad para no seguir transmitiendo su conocida emisión radial: “Soy el único periodista que quiere que su programa termine”.

Carlos Vives / cantante

Su vida artística ha tomado un nuevo aire quince años después de sus primeros éxitos musicales. En 2009 Carlos Vives se lanzó con la segunda parte de los Clásicos de la Provincia, en una novedosa alianza con la cadena de supermercados más importante del país y lejos de las disqueras tradicionales. Una fórmula con la que logró imponer una marca de ventas sin precedentes en la industria musical colombiana, al sobrepasar las 200.000 copias (diez discos de Platino), vendidas entre el 30 de septiembre y el 31 de octubre de 2009.

De paso, el samario reactivó las ventas de sus anteriores trabajos y mientras se preparaba para iniciar su gira por Medellín, Manizales, Bogotá y Cali, el 5 de noviembre recibió el Grammy Latino en la categoría Mejor álbum para niños por su disco Pombo musical. Fue un año fructífero en el que se reafirmó en su convicción de “mostrarles a los jóvenes que hay nuevas formas de hacer música colombiana”.

César Ocampo / ingeniero aeroespacial

Este pereirano está empeñado en que dentro de poco un colombiano sea astronauta. Y no se trata de cumplir el sueño que él no pudo hacer realidad en 1998, cuando lo rechazaron por un problema médico. Desde que tenía cinco años y era apenas un inmigrante irregular en Estados Unidos, César Ocampo se enamoró de la ciencia y desde que empezó su carrera como ingeniero aeroespacial está obsesionado con la idea de que los jóvenes caigan seducidos, como él, frente al conocimiento. Para lograrlo, viaja a Colombia y otros países de América Latina dando charlas a niños de escasos recursos, ayuda a universitarios para conseguir becas en universidades de Estados Unidos y tiene una fundación para canalizar recursos para los niños de escuelas públicas.

Para conocer su hoja de vida se pueden leer varias páginas enumerando sus estudios pero para el resto de los mortales se pueden resumir en que gracias a sus cálculos y fórmulas en octubre de este año dos naves colisionaron con la Luna para comprobar que el satélite posee agua en forma de hielo. Su trabajo de más de ocho años con universidades y empresas que producen investigaciones para NASA se han concretado en ‘Copérnico’, el software que es usado por la institución para estudiar las misiones tripuladas y no tripuladas a la Luna.

María Victoria Montoya / modelo

Después de muchas búsquedas personales y profesionales, la Toya Montoya se concentró en 2009 en lo que mejor sabe hacer: modelar. Y para todos los que saben de moda esta determinación valió la pena. Su presencia en las pasarelas de las ferias más importantes del país, su figura sofisticada en las portadas de las revistas nacionales y su gracia desbordada en las entrevistas, la situaron en el tope. CROMOS la eligió Modelo del año en la séptima edición de sus premios de moda y además se prepara para presentar un programa en televisión.

Con todo el trabajo que tiene encima, esta amante fiel del mar y de los deportes acuáticos siempre sueña con sus vacaciones. Le encanta alistar la maleta, ese tesoro repleto de pequeños trajes de baño, pantalones cortos, sandalias sin tacón, faldas holgadas, camisillas de tiras y uno que otro vestido de fiesta, Y todo para satisfacer su mayor deseo: botarse en la playa a no pensar en nada. Es una recompensa más que merecida. Como pez en el agua.

Augusto Ibáñez Guzmán / magistrado

Imperturbable. Esa es la palabra que mejor define a este boyacense de 50 años que protagonizó uno de los enfrentamientos más fuertes entre las ramas del Poder Público. Como cabeza de la Corte Suprema de Justicia, mantuvo durante todo el año un duro pulso con el presidente Álvaro Uribe en temas como la parapolítica y su independencia para elegir Fiscal General. Pese a los ataques frontales del mandatario y de su círculo más cercano, siempre se mantuvo impasible, sin levantar la voz ni proferir insultos.

Tataranieto de Pedro María Ibáñez, hermano menor de las bellas e influyentes Ibáñez y descendiente de una élite intelectual de Tunja que lo conectó desde muy pequeño a los libros y lo llevó a estudiar con los curas dominicos, es un liberal en toda la extensión de la palabra. Tal vez por eso se cambió de universidad hasta hacerse abogado en el Externado. Allí desde muy joven se acostumbró a dormir tres horas diarias y a fumar pipa en aquellas noches largas de lectura con la colección que le heredó a su papá y que guarda celosamente en su estudio. De ese refugio saldrá en poco tiempo para dedicarse sin afanes a preparar el lomo y el ajiaco que religiosamente disfruta en su finca durante Navidad y Año Nuevo.

A partir de enero, cuando deje de ser presidente de la Corte, podrá por fin pasearse por los centros comerciales para comprar de manera compulsiva, como solía hacer en sus viejos tiempos. Incluso volverá al gimnasio y a la ciclovía y recuperará un par de horas de sueño.

Ciro Guerra / cineasta

En mayo de 2009 el semanario Le Film Français escribió que el colombiano era “el nuevo niño genio del cine latinoamericano”. El causante de una frase tan comprometedora es Ciro Guerra, tal vez quien más se aproxima a semejante sentencia. Su segundo largometraje, Los viajes del viento, participó en el Festival de Cannes de este año en la categoría de ‘Una cierta mirada’, y recibió el premio Ciudad de Roma Arco Iris Latino, inventado por Guillo Pontecorvo para estimular el cine de autor de los países poco tradicionales en las artes cinematográficas.

Y Ciro Guerra es un excelente ejemplo de lo que Pontecorvo quiere decir. La Costa Atlántica que recrea en la película –del Cesar a La Guajira, pasando por la Sierra Nevada de Santa Marta– ha quedado de tal forma retratada en la pantalla que hasta los propios colombianos asistimos con sorpresa a ese viaje de iniciación de la leyenda vallenata. Sin haber cumplido 30 años, Guerra –nacido en Río de Oro (Cesar)– es una de las realidades más interesantes del cine nacional.

Luis Carlos Sarmiento / empresario

La primera oficina que tuvo Luis Carlos Sarmiento como trabajador independiente era de apenas 15 metros cuadrados y no tenía vista a la calle. Quedaba en la avenida Jiménez, en Bogotá, frente a la iglesia de San Francisco. Medio siglo más tarde, la revista Forbes calculó su fortuna en unos 5.500 millones de dólares, la más grande de Colombia y una de las más poderosas de Suramérica. Semejante tesón en el negocio de la construcción y, más tarde, en el de la banca, lo hizo merecedor este año del premio Portafolio en la modalidad de Vida y Obra.

Como todos los empresarios de su estirpe, Sarmiento descansa poco y trabaja mucho, es un aprendiz permanente al que le encanta enterarse por sí mismo de los temas más intrincados, y un hombre confiado en que la única manera de sacar a Colombia de la pobreza es invertir en ella. Es, además, un aliado incondicional de la Seguridad Democrática del presidente Uribe y uno de los más firmes partidarios de su segunda reelección.