La película del fin de semana: Red social

¿Quién no habría querido ser el fundador de Facebook, esa monstruosa red social que une a más de 500 millones de miembros y está avaluada en 15.000 millones de dólares?
La película del fin de semana: Red social

La empresa resume (y rezuma) las mejores promesas de la sociedad de consumo: la garantía de salir adelante a partir de una idea novedosa que involucre a mucha gente, y la seguridad de obtener gruesos dividendos de ello. Mark Zuckerberg, su creador, ni siquiera inventó un producto. Le bastó ser un genio de la programación para ofrecer una sensación virtual, la de estar en permanente compañía de amigos, novias, compañeros de trabajo y otras posibles amistades, sin tener que verlos. Y se sentó a esperar: muy poco, la verdad, apenas seis años, el sueño de todo pequeño empresario. ¡Y ni siquiera lo hizo con su plata!

La película de David Fincher (el mismo de cintas memorables como Se7en, El club de la pelea y Zodiac), apunta a que todo eso, además, lo hizo tal vez sin siquiera haber tenido la idea.

El Zuckerberg de Fincher es un obsesionado de la informática que sonríe poco y ha hecho de la internet su razón de vida. Tanto que no tiene reparo en humillar a su novia en su blog, poco después de haber peleado con ella, y de traicionar a sus amigos más cercanos en aras de satisfacer su ambición.

La cinta no es deslumbrante. No tiene mucha acción. Pero deja en evidencia, con una apabullante elegancia, la verdadera realidad del genio detrás de la red social más grande del mundo: la soledad de Zuckerberg, la inmensa soledad de aquel que logró unir virtualmente a más de 500 millones de personas, y no es capaz de conservar ni un solo amigo. Lo cual no hace sino constatar, una vez más, aquella frase manida de que una cosa es el dinero y otra muy distinta la felicidad, así todo el mundo siga empeñado en hacer plata, sin creerlo.

La cinta no es deslumbrante. No tiene mucha acción. Pero deja en evidencia, con una apabullante elegancia, la verdadera realidad del genio detrás de la red social más grande del mundo: la soledad de Zuckerberg.

Dirección: David Fincher

Guión: Aaron Sorkin, basado en el libro de Ben Mezrich

Reparto: Jesse Eisenberg, Bryan Barter, Andrew Garfield, Justin Timberlake.