Paris Hilton motorizada

La heredera del imperio hotelero Hilton presentó su escudería Super Martxé VIP bu Paris Hilton en España.
Paris Hilton motorizada

La escudería disputará el Campeonato del Mundo de Motociclismo 2011 en la categoría de 125cc.

La rubia apareció con una llamativa y extravagante Aprilia RSA 125 al frente del puesto de la presentación y pintada en blanco, azul y rosa, fue la primera de las protagonistas en llegar a una sala de prensa abarrotada en la que también estaba el jovencísimo campeón de España y de Europa Maverick Viñales  

Pero lo mejor para la celebridad llegó en la noche.  Ataviada con un abrigo de leopardo, un vestido beige y unos zapatos con brillantina, a juego con su bolso, Paris Hilton apareció delante de los cientos de flashes de los fotógrafos que aguardaban su llegada y, mostrando la mejor de sus sonrisas, dejando claro que ella es la estrella absoluta del sábado en la noche.

“Vengo a disfrutar de la fiesta, a pasarlo bien y a bailar hasta la madrugada” , ha confesado la celebridad. A las dos y media de la madrugada del domingo, Paris Hilton se subió al escenario de la sala Fabrik para, en un entorno de lujo, dar la bienvenida a las cerca de 5.000 personas, según datos de la organización, que se agolpaban en la pista de baile.

“Buenas noches zorras sexys, soy Paris Hilton. Estoy encantada de verlos, los quiero y amo. Vamos a pasarlo bien” , saludó calurosamente El resto de la noche, la chica más “cool” de Estados Unidos ha disfrutado de los ritmos electrónicos y de un ambiente fiestero propio de “la mejor macrofiesta del mundo”.

Conocida por su afición a las noches desenfrenadas, la musa ha sido protagonista de varios escándalos -como su reciente detención por posesión de marihuana o por conducir ebria- que han ocupado las portadas de las revistas del corazón y de la prensa amarilla.

Precisamente, fue este peculiar estilo de vida el que provocó que su abuelo Barron Hilton decidiera hace ya tres años excluir de su testamento a su nieta, después de que salieran a la luz unas cintas de alto contenido sexual, y donar su parte a la Fundación Conrad N. Hilton.

Sea como fuere, Paris Hilton ha convertido la fiesta en una de sus pasiones y así lo ha demostrado esta noche en Madrid, disfrutando de una velada inolvidable, llena de encanto, desfase y con mucho glamour.