Jason Biggs, regresa a la televisión con Mad Love

El actor de American Pie, regresó con la intención de crecer dentro del género cómico para no encasillarse como el joven de aventuras románticas. CROMOS habló con él.
Jason Biggs, regresa a la televisión con Mad Love

Han pasado once años desde que Jason Biggs tuvo sexo con una torta de manzana en la película American Pie y el público no lo ha olvidado. La cara de este virgen en busca de placer en esta comedia de adolescentes marcó su carrera para toda la vida y hoy todavía bromea con la situación cuando habla de sus experiencias frente a una torta. “Depende de dónde esté. Si estoy solo no pienso nada pero si estoy en un lugar público me imagino qué estarán pensando los que me ven”.

Con su cara de jovencito al estilo de Michael J. Fox, Biggs no se incomoda por cierto encasillamiento en papeles de adolescente. Librarse de esto no le será fácil, pero su reciente regreso a la televisión con la comedia Mad Love puede ser una oportunidad para que muestre su lado humorístico, con una cara más madura.

Su papel es el de Ben Parr, un abogado joven, algo inocente y, sobre todo, un romántico que espera encontrar la mujer perfecta. “Es un personaje más maduro, más sensato que los que he hecho antes. Me toca hacer comedia pero también verme serio, es algo divertido”, le dijo Biggs a CROMOS.

Mad Love, que se estrenó hace unos días en el canal Liv, tiene los ingredientes de las comedias típicas estadounidenses. Ben y Kate (Sarah Chalke) se conocen en Nueva York y se enamoran a primera vista. Pero sus respectivos mejores amigos: Larry (Tyler Rabine) y Connie (Judy Greer) son menos entusiastas en ese tema. No se soportan y, sin embargo, están obligados a pasar mucho tiempo juntos gracias a la relación de Ben y Kate.

Junto a la pareja romántica surgen las situaciones de sus amigos, que hacen todo para odiarse y sobrepasar la versión idealista del amor. Biggs está a prueba en esta comedia, pues en primera instancia no ha seducido a la crítica del todo. Pero él la ha asumido como un reto profesional.

Su intención es consolidarse como comediante y seguir el estilo de sus ídolos: Jerry Lewis, Dick van Dyke, los hermanos Marx y Robin Williams. “Me siento agradecido por haber tenido la oportunidad de salir y entretener a la gente, y por poder vivir mi sueño”.

Jason Biggs sabe que aunque está frente a las cámaras y al público desde que tenía cinco años, todavía tiene mucho que aprender. Conoce el éxito pero también los malos momentos, esos en los que ni siquiera llamó la atención por un mal papel. Como le ha sucedido con filmes como Muero por ti, de Woody Allen, y con otras comedias en las que ha compartió set con actores como Jack Black, Amanda Peet, Kate Hudson, Christina Ricci y Danny DeVito.

Acaba de terminar Grass-roots, un filme dramático que disfrutó porque le exigió, como él mismo dice, “ejercitar diferentes músculos”.

Fue un momento necesariamente serio mientras decidía ser, de nuevo, Jim Levenstein en American reunion, el cuarto filme de la saga American Pie que se estrenará en el verano de 2012 y que tendrá el elenco de la primera parte. Un poco de sexo y de situaciones extremas que confirman que Jason Biggs, por ahora, solo quiere divertirse.

EN CÁMARA

Lenny regresa.

El cantante Lenny Kravitz vuelve al cine después de su comentada participación en Precious. Lo hará en Los juegos del hambre, junto a Jennifer Lawrence (Winters bone), Woody Harrelson y Stanley Tucci.

Filme patriótico.

Kathryn Bigelow (Zona de miedo) ya está trabajando en un filme sobre un atentado fallido para capturar a Osama Bin Laden y su posterior cacería. Bigelow le dio un giro a la historia la noche que el presidente Obama anunció la muerte del líder de Al Qaeda y ya aseguró la financiación del filme.

Beatlefilme.

El polémico músico Liam Gallagher (ex Oasis) producirá el filme sobre los Beatles, basado en el libro The longest cocktail party. Ya tiene en mente a Johnny Depp, para que interprete a Derek Taylor, que fue publicista de la banda.

Temas relacionados