Los famosos al volante

Hay expertos, torpes y despistados, pero todos coinciden en que su carro los ha sacado de más de un apuro en una ciudad tan caótica como Bogotá. Conductores con estilo.
Los famosos al volante

PREGUNTAS

1. ¿Qué carro tiene?

2. ¿Lo compró nuevo o usado?

3. ¿Es un gomoso de los automóviles? ¿Por qué?

4. ¿Por qué escogió el carro que tiene?

5. ¿Lo tiene engallado?

6. Si quisiera cambiarlo, ¿por cuál carro lo haría?

7. ¿Se considera buen conductor?

8. Un chasco que le haya pasado con su carro

9. De algún apuro extraordinario que lo haya sacado

10. Un consejo para carro-adictos  

Sebastián Mejía “Tatán”

Motociclista

1. Dodge Ram modelo 2011

2. Nuevo

3. Sí, me considero un gomoso de las máquinas en general.

4. Lo escogí porque tengo que jalar un tráiler que pesa tres toneladas y media y tres motos en el platón y éste es el único carro que puede hacerlo.

5. Sí, con llantas y guardabarros.

6. Por un Ferrari, ¡ja, ja, ja.!

7. Sí.

8. Como es tan grande, mi papá me dijo que eso no era una camioneta sino un camión, entonces me regaló un adorno que son unos testículos gigantes que se cuelgan en la parte de atrás. La gente se muere de la risa cuando los ve.

9. Es la camioneta perfecta para andar por las calles todoterreno de Bogotá, me saca de todos los huecos.

10. Para los que tienen necesidades parecidas a las mías, les recomiendo la camioneta Dodge Ram, es muy cómoda y además anda con ACPM.

Isabel Salazar

Presentadora

1. Renault Sandero 2010.

2. Lo compré nuevo en una feria del Automóvil de la W.

3. Me gustan los carros, pero no me considero una gomosa. Aunque no sé mucho de ellos, me encanta manejar sola con música a todo volumen. Es un momento a solas que disfruto cantidades.

4. Antes tenía un Twingo y quería mejorarlo. Es un carro muy cómodo, tiene buen motor, es amplio y su valor se ajustaba a mi presupuesto.

5. ¡Sí! Ja, ja, ja. Tengo un Yoda que mueve la cabeza, unos dados de peluche que traje de Las Vegas cuando fui a cubrir Miss Universo y un Elvis que mueve la cadera y los brazos.

6. Siempre he soñado con tener un Mini Cooper.

7. ¡No! Tengo fama de ser terriblemente mala para manejar. Hay cuentos de mis desaciertos al volante que son un clásico entre mis amigos del colegio. Soy muy despistada aunque manejo despacio para evitar chascos. Mi carro tiene un par de rayones que le he hecho parqueando.

8. Un día me robaron en dos oportunidades. La primera fue en un semáforo cerca de la calle 26. Dos habitantes de la calle me arrancaron unas luces y aunque yo pité nadie me ayudó. Después de eso estaba en la casa de una amiga contando la historia cuando de pronto oímos unos ruidos extraños. Otro ladrón había arrancado uno de los espejos laterales y había logrado abrir el carro. Llegué a hacerle un baño de sal marina al carro.

9. Cuando estaba pasando por una tusa terrible me invitaron a una boda en Anapoima. Todos mis amigos salían temprano pero yo tenía que trabajar hasta tarde, así que decidí irme sola manejando. Era la primera vez que lo hacía en carretera. Fue un grito de libertad y me sirvió mucho para saber que no necesitaba de nadie y que estaba en mí tomar las riendas de mi vida.

10. Que quieran sus carros. Yo siempre los bautizo, el mío se llama Sandunguero. Mis carros son como amigos.

Gerónimo Basile

Empresario

1. Ford Escape modelo 2008.

2. Nuevo.

3. Soy un gomoso pasivo, me encantan los carros pero no soy muy activo con el tema. No soy experto en mecánica pero me gusta apreciar el diseño de los carros italianos como los Ferrari, Lamborghini y Maseratti, los alemanes como Porsche, Maybach, Mercedes y BMW y los británicos como los Rolls Royce, Bentley, Aston Martin y Jaguar. Siento una particular atracción por los carros antiguos y clásicos de cualquier marca y me fascinan los muscle cars americanos.

4. Escogí mi camioneta porque es súper robusta y al mismo tiempo cómoda, tiene buen motor pero no consume mucha gasolina. No es cara ni pretenciosa y el tamaño me parece perfecto para Bogotá y para viajar por carretera.

5. No la tengo engallada pero me gustaría meterle varias cositas.

6. Si no tuviera límite de presupuesto me compraría algo bien excéntrico como los carros que mencioné antes o una camioneta más costosa como una Hummer, Range Rover, Mercedes G55, Maybach o BMW X5, con todos los juguetes. Pero como sí tengo un límite entonces creo que la podría cambiar más adelante por otra camioneta, como la Ford Edge, la Toyota Prado 4 puertas, Fortuner, Audi Q5 o la BMW X3. No tendría un sedán en Bogotá.

7. No soy el mejor conductor en la ciudad pero lo hago muy bien en carretera.

8. Me han pasado muchas cosas en carros pero con este último no me ha pasado nada raro aparte de que me han robado la llanta de repuesto por lo menos unas tres veces y algún enemigo me la rayó una vez.

9. Siempre me saca de apuros.

10. Laven su carro, háganle mantenimiento, llévenlo al taller, cámbienle el aceite cuando toca, no le den mucha “pata” y traten de no salarlo, es más fácil pagar motel.

Alexandra Pumarejo

Periodista

1. BMW de 1995.

2. Hace más de 5 años llegué de Estados Unidos, separada y con mi hija chiquita a Colombia. No tenía ni casa ni carro y mi papá muy generosamente me lo prestó ¡y hasta ahora no me lo ha pedido!

3. ¡Para nada! No sé mucho de carros.

4. No lo escogí, me lo prestó mi papá.

5. No, tiene lo más básico.

6. La verdad es que vivo enormemente agradecida con tener el carro que tengo. Me sirve para ir de un lado a otro y eso es lo único que verdaderamente necesito.

7. Sí, pero creo que soy aún mejor para parquear. El parqueadero de mi edificio es una pesadilla por lo chiquito e incómodo que es y he logrado volverme una experta parqueando.

8. Ninguno.

9. Creo que tener carro es un enorme privilegio porque le facilita a uno la vida y tener la oportunidad de tenerlo siempre es extraordinario.

10. Que no sean adictos a nada material.

María Alejandra Restrepo

Presentadora

1. Twingo modelo 2008

2. Usado.

3. Soy gomosa de los automóviles BBB (buenos, bonitos y baratos en el gasto de gasolina).

4. Porque es un automóvil perfecto para movilizarse en la ciudad, consume poca gasolina, es muy cómodo y cabe en todas partes.

5. No, lo tengo tal como lo compré.

6. Me encantaría tener un Wrangler rojo, porque es un carro todero que sirve para la ciudad, la trocha y el campo.

7. Más o menos.

8. Chocarlo parqueando. Creo que fue absurdo porque además el parqueadero estaba vacío.

9. Este carro es lo mejor porque siempre consigo un lugar para parquearlo.

10. Se debe pensar en que no gaste mucha gasolina, porque $10.000 por galón es demasiado. También buscar buenos segundazos.