Historias cruzadas, la vida de colores

La adaptación al cine del bestseller estadounidense Criadas y señoras, es un drama que enfrenta la intimidad de dos mundos. Viola Davis protagoniza esta historia.
Historias cruzadas, la vida de colores

Un estado racista: Mississippii. Una década trascendental: 1960. Dos empleadas sumisas  con ansias de rebelión: Aibileen y Minny. Una periodista con ganas de enfrentarse a la sociedad elitista en la que nació, la sociedad que no soporta, la injusta, la racista.

Historias cruzadas (The help) es una película que confronta el interior de dos mundos, el de las empleadas y el de sus patronas. Aibileen (Viola Davis en uno de sus mejores papeles) trabaja en una lujosa casa de Mississippi. Sus labores van más allá de encerar el piso y hacer el mercado.

Aibileen hace las veces de  madre de la hija de sus patrones. Es la que cuida de una pequeñita robusta que tiene un futuro negro porque no heredó la belleza de su madre. Situación nefasta para una mujer de esa época donde el rol femenino se limitaba a “tomar clases para ser un ama de casa ejemplar”.

A pesar del amor y la dulzura con la que consiente a la niña, Aibileen guarda una profunda tristeza causada por la muerte de su único hijo a manos de “hombres blancos”. Su historia de resentimiento es la misma de sus compañeras, empleadas que protegen y cuidan niños ajenos mientras cualquiera se encarga de los suyos.

Sobre ellas sus patronas. Mujeres con mucho dinero y pocos modales, educadas en una sociedad insulsa donde las empleadas deben usar  baños construidos fuera de las casas. Mujeres que se reúnen a planear normas de sanidad y eventos de caridad, mientras sus trabajadoras  negras les sirven el té y besan a sus hijos cuando caen de las escaleras.

En la mitad de todas estas mujeres de la alta sociedad estadounidense - que inflan su pelo con litros de laca para sus tardes de bridge- un desparpajado personaje, divertido, agraciado y congraciado con una historia que pide a gritos justicia: Celia (Jessica Chastain).

Una rubia torpe y sensual que no sabe cocinar, no sabe hacer amigas y no sabe tener hijos.  Para aprender todo lo que debe saber un ama de casa contrata a la única empleada que no la rechaza, o mejor, a la  única mujer a la que le cae en gracia: Mimmy. Dos interpretaciones brillantes y reconocidas por la Academia, pues ambas están nominadas en la categoría de mejor actriz de reparto de los premios Oscar.

Las buenas historias se cuentan a través de personajes cotidianos, que reflejan realidades tan cercanas que conmueven e inspiran. Historias cruzadas en la vida de cualquier ser realmente humano.

Estreno viernes 27 de enero.