Los descendientes, la película del fin de semana

Además del buen guion, la película se alimenta de las excelentes actuaciones de George Clooney y de Shailene Woodley, quien interpreta a la hija mayor de Matt, justamente quien tiene que darle la noticia de la infidelidad
Los descendientes, la película del fin de semana

En una de las primeras escenas de la película, Matt (George Clooney) se dice a sí mismo: “Si despiertas, te prometo que voy a cambiar. Dejaré de trabajar y nos dedicaremos a darle la vuelta al mundo”. Le ofrece esa promesa a su esposa, que acaba de sufrir un accidente de lancha y anda en coma en un hospital de Hawái.

Uno nunca cree que ese momento llegue, por eso Matt no cumplió su promesa antes, se dedicó a “hacer plata”, como se lo reprochará su suegro más adelante, y abandonó sus deberes como padre y esposo. Incluso planeaba vender la única propiedad que ligaba a la familia con sus antepasados. Su actitud le costará sangre, pero sobrevivirá. Al fin y al cabo, la ida de la madre puede marcar el regreso del padre, así éste se entere, por su propia hija, de que su esposa, antes del accidente, le era infiel.

El director Alexander Payne ya nos había propuesto dos comedias que en realidad uno no sabe si son comedias o dramas: Las confesiones del Sr. Schmidt (2002) y Entre copas (2004). Incluso en la primera, al igual de Matt, el señor Schmidt se daba cuenta tarde de que su mujer lo había engañado. Los descendientes mantiene el tono de sus dos anteriores comedias: en medio del drama de una familia por resignarse a perder a su mamá, uno no tiene más remedio que reírse. Porque quizás lo mejor que tiene Alexander Payne es la manera en que nos ofrece la vida en la pantalla, tal cual nos vemos ante los demás en nuestros dramas: cómicos, cómicos y trágicos a la vez.

Además del buen guion, la película se alimenta de las excelentes actuaciones de George Clooney y de Shailene Woodley, quien interpreta a la hija mayor de Matt, justamente quien tiene que darle la noticia de la infidelidad. Con justa razón, Clooney ganó el Globo de oro y Woodley fue nominada en su categoría. Con razón Clooney ganó el premio de la crítica y Woodley fue nominada.

Dirección: Alexander PayneGuion: Alexander Payne, Nat Faxon, Jim RashReparto: George Clooney, Shailene Woodley, Beau Bridges

Otras películas en cartelera 

La piel que habito

Es sabido que el cine de Pedro Almodóvar no admite puntos medios. Y esta película ha vuelto a desatar toda una serie de opiniones encontradas: mientras algunos alaban su puesta en escena y esa estética que ya se ha vuelto un sello del popular director manchego, otros le critican su trama arriesgada y un tanto inverosímil, que narra la venganza de un científico embarcado en un peligroso experimento para revivir a su esposa muerta. No es una mala película, a decir verdad, pero tampoco llega al nivel de Volver o, incluso, de Los abrazos rotos.

Historias cruzadas

Dicen que parece una historia del canal Hallmark, pero hasta Hallmark tiene muy buenas películas. La cinta narra en tono tragicómico las vicisitudes de muchas afroamericanas que trabajaron con resignación en el servicio doméstico en el sur de Estados Unidos, durante la compleja década de los 60. El contradictorio racismo, que se reflejaba en la conducta de las amas de casa blancas de entregarles a las negras la educación de sus hijos, pero no permitirles compartir el baño, habla a las claras del argumento de la película. Excelentes interpretaciones de Viola Davis, candidata al Óscar como mejor actriz, y de Jessica Chastain y Octavia Spencer, candidatas en la categoría de mejor actriz de reparto. La cinta también está nominada a mejor película.En cuanto a los óscares, la cinta tiene con qué luchar. Tiene cinco candidaturas: mejor actor, mejor director, mejor edición, mejor película y mejor guion. Y Clooney, por supuesto, llega como favorito.