Cátedra de cine con Alex de la Iglesia

¿Qué significa dirigir? ¿cómo se consiguen grandes personajes? ¿cómo funciona la vida? El director español dio clase en Cartagena.
Cátedra de cine con Alex de la Iglesia

 El festival de cine de Cartagena de Indias terminó con una clase magistral. Alex de la Iglesia, el director español reconocido por su lenguaje satírico y por su humor negro, comenzó su cátedra con una broma, como era de esperarse. “Me he tardado porque tuve que pasar al médico a hacerme una prueba de VIH. Anoche visité a un hombre extraño y me siento mal”. 

Bromeó durante toda la charla, hizo voces extrañas y palideció cuando el auditorio le preguntó sobre películas colombianas. “La verdad no he tenido tiempo de ver muchas, pero da la impresión de que están produciendo mucho cine, eso está muy bien”.

Pero también tuvo espacio para  reflexiones más precisas. Estas fueron sus palabras.

El cine

¿De qué vive un cineasta?

Del cuento. Una película es una historia, ficticia, e incluso los documentales son irreales.  El sólo hecho de poner una cámara en cierto punto y escoger a las personas que vas a entrevistar ya hace que un documental sea ficticio. Los cineastas vivimos de la oportunidad de unir imágenes para contar nuestra vida.

Lo bueno del cine es que nos ahorra la cárcel, porque puedes hacer todo eso que has soñado hacer sin que nadie te juzgue. Puedes dispararle a un narcotraficante, puedes ponerte en la piel de un pervertido. Todo lo que pase por tu mente lo puedes hacer en el cine.

Los personajes

No tengo una fórmula mágica para construir personajes. De hecho, tú haces películas intentando aprender porque las cosas nunca salen como las imaginas. Una película depende de muchísimos factores, no sólo del director.  Ni un solo plano va a ser como lo habías imaginado, ni los actores, ni el decorado, ni la plata va a ser suficiente. Y en eso está la clave de un buen cineasta: saber adaptarse a unas condiciones que no son las suyas. Es más, así funciona la vida, las cosas son diferentes a como las quieres, entonces tu habilidad de ir convirtiendo la vida en algo  bonito te hace grande.

 El director terminó su conferencia con un consejo para él mismo. ¿Qué le diría Alex de la Iglesia el experimentado al novato de hace algunos años? “Haciendo cine te la vas a pasar muy bien pero sufrirás un montón. Igual, sigue adelante”.