Medellín, la capital del reggaeton

Esta ciudad se ha transformado en el centro desde el cual el ritmo callejero se expande por Colombia y sus alrededores.
Medellín, la capital del reggaeton

La música tiene ese encanto secreto de atrapar sin pedir permiso; se mete en la cabeza y empieza a taladrar para ir sembrando en la mente una canción que después, sin saber por qué, la gente termina tarareando con efusividad desbordada. Gasolina, de Daddy Yankee; Felina, de Héctor y Tito, y Cuéntale, de Don Omar, son tres ejemplos de canciones que se han convertido en himnos musicales en Colombia gracias a la radio, pero también a su posicionamiento en la meca del reggaeton nacional: Medellín.

Suena el flowEntrado el año 2003, cuando muchos oídos estaban ávidos de sonidos que refrescaran el panorama donde el vallenato, la salsa romántica, la electrónica, el pop y otros géneros dominaban el dial y la rumba en las discotecas, llegó una tendencia que traía pinceladas musicales de raggamuffin con hip hop y que incitaba al baile y a la ‘gozadera’: el reggaeton. Aunque la discusión aún está centrada en si nació en Panamá o en Puerto Rico, la realidad es que la consolidación del género la iniciaron los boricuas. Sin embargo, fueron los paisas quienes inyectaron la vitamina necesaria para proyectar sus artistas en Latinoamérica. Latigazo, de Daddy Yankee (aunque se aducen precedentes en canciones como Mis ojos lloran por ti, de Big Boy, y Me acuerdo, de Vico C) fue la primera canción que sonó fuerte en la radio colombiana. Y lo hizo casi por una chanza, como lo explica Dj Semáforo, de RCN Radio, una especie de profeta para los artistas en proyección: “En 2003 en Rumba Estéreo, emisora donde nació el reggaeton en Colombia, sonábamos todo tipo de música, desde un discurso del Papa hasta un vallenato. ¡Toda una revoltura! Y nos arriesgábamos a lanzar música desconocida. En esa lógica, en un CD quemado encontramos la canción Latigazo, de Daddy Yankee, y nos gustó porque tenía buen ritmo. La sonamos y a la gente le encantó; ahí empezó la historia del género en el país”.

De Puerto Rico a Medellín El reggaeton, si bien se produce en Ecuador, Chile, México, España, Perú, Venezuela, Colombia y otros países, agrupa a los duros del género en Puerto Rico: Tego Calderón, Wisin y Yandel, Don Omar, Héctor y Tito, Zion y Lennox, entre otros. Aun así, la historia reconocerá que la ciudad que los potenció –en principio para Colombia y después en Latinoamérica– en un 95%, según Dj Semáforo, fue Medellín.Ese fervor paisa por el reggaeton, de hecho, ha motivado que artistas como Ñejo & Dálmata, Yaga & Mackie, Alberto Stylee, Ñengo Flow y Cheka, todos de Puerto Rico, se queden a vivir en la ciudad, o pasen largas temporadas en ella. La razón, según el empresario Mauricio Muñoz, es simple: “Porque Medellín se ha convertido en la capital del reggaeton. La gente lo consume a tal punto que el negocio es más rentable en Medellín que en Puerto rico, donde no reciben la misma atención”. Como diría la canción de J Balvin, aquí está “el negocio, socio”. En un año, entre discotecas, fiestas de quince, show privados, presentaciones en barrios, actos en pueblos y fiestas populares, en Medellín pueden realizarse más de 200 conciertos del género. En la ciudad también se han grabado videos de grupos puertorriqueños como Magnate & Valentino, Lui-G y J Álvarez, entre otros. La razón la explica Dj Semáforo: “Aquí encuentran todo: mujeres bonitas, discotecas, paisajes de barrio, casas lujosas; el clima les agrada y la calidez de la gente los cautiva”. Además, encuentran los bailarines profesionales, los equipos humanos y técnicos necesarios, los estudios de grabación y las facilidades económicas al pagar en pesos colombianos.Otro ejemplo claro de esa conexión con Medellín es que existen múltiples emisoras en FM cuyo eje de programación es el reggaeton: Rumba Estéreo, La Mega, Energía Estéreo y Tropicana, sumadas a otras como Radio Policía Nacional y Los 40 principales, donde también entran en rotación las canciones del género. Y si de salir a bailar se trata –afirma el diseñador César Pimienta, quien trabaja con artistas reggaetoneros– existen más de 15 discotecas dedicadas al género urbano donde el reggaeton domina el 90% de la programación. Para hacerse a una idea del afecto de la ciudad por este ritmo, en Medellín existen más de 300 grupos.

El sello paisaMedellín domina el circuito del género en el país. J Balvin es el de mayor proyección internacional, con logros como la rotación de sus videos en HTV o Ritmo Son Latino. En ascenso, le siguen artistas como Reykon, Shako, Final, Golpe a golpe y, consolidándose con su proceso, artistas como Riko, Mortal Kombat, Rayo & Toby, Yelsid, B King y Wolfine.El género cuenta ya con sus propios productores locales, como Alexander Dj, Illy Wonder y DJ Host, lo cual confirma que el reggaeton es una posibilidad real de tomarlo como un proyecto de vida. Es el caso de Saga Neutron, un joven que a los 24 años ha trabajado con artistas como Sebas & Migue, Yelsid, Kofla, de Cali, y con reggaetoneros de Puerto Rico como Cheka, Juno, Trebol Clan, Fade, Jomar, JQ y TJ de España. Desde 2009, Neutron se sostiene de su labor como productor gracias a la rentabilidad del género. “Además me he proyectado en el exterior y por eso me contacta gente de otros países”.El Tío, uno de los pioneros del reggaeton en Medellín con su grupo 3 Pesos (para el que Joe Arroyo hizo su única participación en reggaeton), hoy vive, además de dar conciertos, de producir artistas y de asesorarlos. Bien lo dijo alguna vez Don Omar en su canción Sale el sol: “¡Piden reggaetonnn!”. Y tal parece que Medellín se los está dando.