Penélope Cruz se confiesa

Las prioridades de la actriz española cambiaron desde que dio a luz a su hijo Leo. A partir de ahora sólo hará una o dos películas al año.
Penélope Cruz se confiesa

Penélope Cruz, de 37 años, ocupa la portada de mayo de la revista “Harper´s Bazaar”, en la que luce una chaqueta con incrustaciones de cristal de Swarovski y una gargantilla de diamantes y zafiros de Armani Privé. La actriz promociona su película “To Rome with Love”, en la que vuelve a ser dirigida por Woody Allen.

Cruz advierte que, tras el nacimiento de su primer hijo con Javier Bardem, “quizás haga un filme al año, quizás dos, pero no más porque ahora tengo otras prioridades".

Y deja clara cuál es su prioridad actual: su hijo, su familia. "Hablo sobre él (Leonardo) todo el día, incluso a los extraños en la calle. ¡Es mi tema de conversación favorito! Pero sabes, éste es mi trabajo", aclara.

Además, aprovecha para dar detalles de su vida, de su nueva faceta de madre, de Woody Allen y de sus gustos de moda.

Por ejemplo, sobre el hecho de residir en Los Ángeles, explica que “cuando estoy aquí, tengo tantos recuerdos... Muchos buenos; algunos, no tanto. He vivido momentos preciosos aquí, pero no quiero quedarme a vivir. Éste no es el lugar en el que quiero criar a mis niños".

Donde preferiría echar raíces es en su Madrid (España) natal, ciudad a la que regresa a menudo y en la que continúa preparando sus papeles junto a su profesora de interpretación de hace 20 años.

Para ella, un día perfecto es "estar en la playa con mi familia, eso es todo", aunque sigue sintiendo aversión por llamar la atención: "Nunca voy a sitios donde vaya a llamar la atención, busco justo lo contrario".

La ganadora en 2009 de un Óscar de Hollywood a la mejor actriz secundaria por "Vicky Cristina Barcelona", también guarda un lugar especial en su corazón para el director de aquella película, Woody Allen.

"Me encanta estar con Woody y verle dirigir", dice Cruz. “A veces se queda dormido mientras preparan las luces entre toma y toma, y entonces le hago fotos porque siempre elige las posturas más extrañas. Siempre creo que se va a caer de la silla", añade.

ADMIRACIÓN POR MERYL STREEP

Además, admite su admiración por Meryl Streep: “Cuando empecé a ver películas y descubrí su trabajo, es cuando la interpretación se convirtió en una obsesión  para mí”.

La actriz española desvela sobre ella misma que se considera “testaruda”, con “una fuerte personalidad” y tendencia a "estar preocupada", además de que se siente “orgullosa” de ser capaz de reírse de sí misma. 

Cruz, que posa en el reportaje de “Harper´s Bazaars” con diseños de alta costura de Givenchy, Versace o Chanelreconoce, reconoce que sus diseñadores preferidos son L´Wreen Scott, Alaïa, Armani, Dolce & Gabbana, Lagerfeld y Galliano.

La protagonista de “Solas” también comenta su trabajo como imagen de “Tresór”, de la firma Lancôme. “Fue el primer perfume que tuve. En serio”. Su madre se lo regaló cuando era una adolescente, por lo que es una esencia que le trae “buenos recuerdos”.

A mediados del pasado mes de noviembre, Cruz terminó su última película "Venuto al mondo”, un drama del director de cine italiano Sergio Castellitto en el que interpreta a una madre soltera que acompaña a su hijo adolescente a Sarajevo, ciudad natal de su padre, fallecido durante la guerra de Bosnia (1992-1995).

El rodaje comenzó en septiembre en Sarajevo y se desarrolló también en Roma y en la isla croata de Korcula. El filme está inspirado en la novela "Venuto al mondo", de Margaret Mazzantini, popular escritora italiana y esposa de Castellitto.

Temas relacionados