Directores de cine mexicano se cansaron de la violencia en las películas

Varios directores mexicanos que presentaron en Chicago (EE.UU.) filmes de temáticas variadas defendieron la necesidad de dejar de lado las historias sobre la violencia y el narcotráfico.
Directores de cine mexicano se cansaron de la violencia en las películas

"El público debe dejar de pensar que, por ser mexicana, una película será mala, llena de violencia y aburrida", destacó Patricia Martínez de Velasco, quien presentó el filme "Aquí entre nos" en el Festival de cine latino de Chicago, que se clausura hoy.

En "Aquí entre nos", actualmente en la cartelera mexicana, Martínez de Velasco construye una comedia con toques dramáticos a partir del día en que el protagonista, Rodolfo, decide faltar al trabajo y descubre lo intrascendente que resulta para su familia y en su casa.

Asegura la directora que le llegan "mensajes de que la película es un éxito en México, que hay salas llenas y gente muerta de la risa", y subraya que todas las edades ven con agrado el filme, gracias también al impulso de las redes sociales.

"Se necesitaba una bocanada de aire fresco por los problemas que está viviendo el país -justificó la directora y guionista- la gente ya no quiere seguir viendo violencia y problemas de droga".

Coincide con ella Jordi Mariscal, que ha exhibido en Chicago su largometraje "Canela", un canto sobre la cultura gastronómica y el peso de la familia mexicana.

"Quería mostrar este aspecto que forma parte del día a día de México, de la rutina en la que la gente sigue comprando en los mercados y paseando por las calles", alegó.

El director de esta historia, que contrapone a una joven chef formada en Europa y a una veterana cocinera tradicional, se alegra de ver entre la producción nacional "otros filmes más familiares y de nuevas temáticas más diversas".

Mariscal cree que el próximo reto es hacerse un hueco mayor en las más de 5.000 salas de cine con las que cuenta el país, ya que considera que "se necesita una ecuación con una calidad, mayor diversidad temática y que los exhibidores vayan ampliado los espacios para proyectar cine del país".

El director del largometraje "La última muerte", David Ruiz Gutiérrez, también insta a recuperar un público que ve el cine nacional como algo "desprestigiado".

"La gente está cansada de ir a ver una película que se escucha mal y se ve mal, y que por el mismo precio tenga un filme de Hollywood", lamentó en su paso por el Festival de Cine Latino de Chicago.

Ruiz Gutiérrez cree que ampliar horizontes temáticos contribuirá a recuperar la confianza, pero también recordó la importancia de profesionalizar más el sector.

"Quisiéramos hacer una industria donde los inversionistas destinen un dinero y tengan garantías de recuperar su inversión", agregó.

El cineasta prepara un proyecto sobre un mexicano que admira mucho, que todavía no revela: "hay tantas malas noticias en el país que ahora mi intención es hablar de esperanza y de humanidad, encontrar un mexicano admirable, ahora que necesitamos héroes para verlos como un camino a seguir".

Temas relacionados