Los secretos de belleza de Heidi Klum

“El maquillaje ayuda a las mujeres a sentirse mejor", confesó la modelo alemana  que hace un mes solicitó el divorcio del cantante Seal.
Los secretos de belleza de Heidi Klum

Heidi Klum, quien llegó a España para promocionar una marca de cosméticos advirtió a las mujeres que, para estar más animadas en tiempos difíciles, lo mejor es maquillarse.La top model alemana apareció con un ajustado vestido fucsia, muy corto y con escote palabra de honor, un cinturón ancho blanco y negro y unos zapatos negros con altos tacones de aguja. Además, lucía uñas negras, un fino cordón del que colgaba la palabra "love", un único anillo de brillantes malvas y blancos y varias pulseras como complementos a un “look” sexy rematado con la melena rubia recogida en un moño bajo.Klum bromeó ante varias voluntarias a ser maquilladas: "¿Confías en mí? Porque ya sabes que no soy maquilladora profesional".  Según ella, cualquier ocasión es buena para dar luz al rostro y sentirse mejor: "A veces solo un poco, como cuando estás más cansada o no es una ocasión especial. Es agradable" aplicarse una base de maquillaje, rímel y colorete y "al instante sentirte más guapa, más segura", añadió. También aconsejó que, "cuando sales y quieres deslumbrar y estar más sexy", es mejor  maquillarse un poco más y acompañarlo con un vestido bonito. Pero, sobre todo, lo fundamental es "ser una misma", aunque hay tantos estilos y tonos como mujeres y gustos. Por ello, recomendó para unas colores fuertes y vivos, como los rojos, verdes y metálicos, y para otras, tonos más sutiles, como los beige.Su secreto de belleza consiste en no sobrecargar el rostro, de modo que sugiere centrarse en los ojos o en los labios y aplicar sombras suaves si en la boca resaltan tonos muy llamativos.La modelo, a comienzos del pasado mes de abril, solicitó formalmente ante un tribunal de Los Ángeles (EEUU) el divorcio del cantante Seal en una demanda en la que alegó "diferencias irreconciliables", tres meses después de que ambos anunciaran su separación, según informó la revista “People” en su edición digital. La pareja, que había contraído matrimonio en 2005, anunció en enero pasado su separación. Klum y Seal aún no han llegado a un acuerdo para compartir la custodia de sus cuatro hijos: Henry, de seis años; Johan, de cinco, y Lou, de dos. A ellos se suma Leni, de siete, adoptada por Seal y fruto de la relación anterior de la modelo con el exmanager de Fórmula Uno italiano Flavio Briatore. "Hemos disfrutado siete años de matrimonio llenos de amor, lealtad y felicidad, pero tras mucha reflexión hemos decidido separarnos", manifestaron entonces en un comunicado. "Nos hemos profesado el mayor de los respetos el uno hacia el otro a lo largo de la relación y seguimos queriéndonos mucho, pero nos hemos distanciado. Este es un proceso amistoso y proteger el bienestar de nuestros hijos sigue siendo nuestra mayor prioridad, especialmente durante estos tiempos de transición", dijeron.  La modelo alemana, de 38 años, y el cantante británico, de 49, comenzaron su relación en 2003 después de que Klum pusiera fin a su relación sentimental con Briatore.

En diciembre de 2004 Seal le pidió matrimonio a Klum y se casaron en mayo de 2005 en Careyes (México). Desde entonces tenían por costumbre renovar sus votos matrimoniales todos los años.