Arnold Schwarzenegger vuelve al cine

Hace ocho años dejó la actuación para dedicarse a la política. Ahora regresa para celebrar sus 65 años, como solía hacerlo, exhibiendo pectorales y haciendo gala de su acento.  
Arnold Schwarzenegger vuelve al cine

Mucha tinta corrió en los medios cuando Arnold Schwarzenegger decidió dejar la actuación para lanzarse como candidato a la gobernación de California, en 2003. Muchos pensaron que era un capricho y algunos le pronosticaron una pronta retirada. Pero el actor austriaco rebasó los cálculos y estuvo ocho años, dos mandatos, como jefe del estado más poblado de Estados Unidos.

Como buen actor, Schwarzenegger no solo cambió su aspecto físico para hacer el papel del buen republicano sino que adoptó pose de político cuando decidió, en su segundo mandato, negar el reconocimiento al matrimonio entre personas del mismo sexo, para aprobarlo años después. O cuando autorizó estudios con células madre contrariando la filosofía de su partido.

Y como buen político no estuvo ajeno a los escándalos: en 2010 fue declarado como uno de los 11 peores gobernadores de Estados Unidos por una organización social que fiscaliza el poder estatal. En enero de 2011, al despedirse de su cargo, fue acusado de dejar California, el estado más rico y más poblado del país, en la ruina. Y luego se separó de su esposa por más de 25 años, Maria Shriver –sobrina del presidente John F. Kennedy– porque tuvo un hijo con una empleada de la familia, 14 años atrás.

Los escándalos alcanzaron a opacar la idea de su regreso al cine, pero al final, como en sus famosas películas, Arnie se levantó herido y triunfó.A decir verdad, nunca se retiró del todo de las pantallas. En 2010, el actor hizo un pequeño papel en Los indestructibles, una película escrita y dirigida por Sylvester Stallone.

Y es precisamente con la segunda parte de este film, que se estrena este 17 de agosto en Estados Unidos, que Arnold vuelve a sus andanzas, cargado de armas, cananas y dispuesto a romper el récord de mayor número de balas disparadas en el menor tiempo posible.

Los indestructibles 2 es una película de guerra glorificada. Stallone, Schwarzenegger, Bruce Willis, Chuck Norris, Jean-Claude Van Damme y Jet Li, entre otros, conforman un grupo de mercenarios en busca de la venganza por la muerte de un compañero. El elenco evoca películas clásicas de acción y muy taquilleras, como Duro de matar y Rambo. La fórmula del éxito que emplean es la misma que se usaba en los años 90 y en la que Schwarzenegger tiene el rol del héroe invencible. El 18 de enero del próximo año se estrenará The Last Stand, donde hace el papel de un sheriff desterrado que arma una banda de cazadores de recompensas para eliminar a un cartel narcotraficante. Aunque no es el mismo robot de Terminator, su hazaña es igual de improbable. Con el poderío de un semidiós, logra sus objetivos, otra vez, en medio de balaceras y explosiones.

Fuera de las dos películas que se estrenan pronto, hay tres más que se están desarrollando: The Tomb, Unknown soldier y Breacher. Aunque no hay fecha de estreno, se anticipa que podría ser para finales del 2014 o principios del 2015.

Y ahora que vuelve para celebrar sus 65 años, su público lo acoge porque está donde debe estar, porque está haciendo lo que mejor sabe hacer. Ya no tiene que preocuparse por aprobar leyes ni por sacar de la quiebra a un estado endeudado. Si sigue a este ritmo, Schwarzenegger vivirá los últimos años de su vida detrás de cámaras.