Iván Lalinde, carismático por naturaleza

El conductor de El Precio es correcto revela los secretos para ser uno de los  presentadores más queridos por los colombianos.
Iván Lalinde, carismático por naturaleza

Una sola vez Iván Lalinde frunció el ceño en el estudio de grabación del programa concurso El precio es correcto. Cargada de negativismo y gestos de desdén, una de las participantes del programa consiguió lo que parecía  imposible, que el presentador que todo el tiempo sonríe se enojara.

A la tradicional pregunta que lanza eufórico Lalinde todos los días: “¿a qué vinimos?" la participante respondía con desidia. No fue a ganar, tampoco a participar cosa que molestó por primera vez en dos años al antioqueño.

La desafortunada participante se privó de los abrazos que reparte sin mesura, de las sonrisas con las que derrite a sus admiradoras y de las palmadas solidarias con las que activa el buen humor de sus participantes.

Iván Lalinde es uno de los presentadores más carismáticos de la televisión colombiana porque su trabajo luce natural, y el contacto que tiene con la gente del programa es real, no impostado.

“Acercarme a la gente, abrazarla, felicitarla, es algo que me sale de manera natural, no me esfuerzo por hacerlo porque es algo que viene de familia. Yo soy así con mis amigos solo que ahora la gente lo percibe en televisión”.

Cálido y cercano, así también lucía cuando estaba al frente del negocio de bebidas naturales Zumo Pontífice varios años atrás. Las explicaciones sobre las ventajas del zumo de fruta para el cuerpo humano reunían a más de un transeúnte que llegaban cautivados por el encanto de Lalinde.

Según él mismo lo afirma, su trabajo resulta gratificante porque puede tener contacto con gente corriente, que tiene deudas, sueños, problemas y ambiciones. Por eso recuerda con especial agrado una de las primeras producciones que le exigía este contacto. Caracol y Bancolombia era la sección con la que recorría diferentes lugares del país buscando historias. “Una vez tuve acompañar a una señora que nunca había montado en avión, esas experiencias son increíbles”.

Aunque su calidez es lo que lo caracteriza y lo que ha hecho diferente el programa que presenta, en las primeras  emisiones este contacto estrecho con el público no era del todo bien visto por la producción del programa. “Me decían que así no era el formato, que debía ser más serio. Les dije que no podía hacerlo  fue entonces cuando en el canal decidieron darle un pequeño giro al formato y hacerlo más cálido”.

Su carisma lo ha llevado no sólo a convertirse en un presentador que el público aplaude, abraza y reconoce, sino también en embajador de la marca P&G. Ahora todos los días debe lucir impecable , afeitado y bien presentado, debe cuidar su aspecto físico sin descuidar su espiritualidad que para él es lo más relavante. "Hay que cuidarse, comer sano, hace ejercicio, eso si, pecar los fines de semana, pero también hay que leer sobre temas espirituales, meditar, hacer el bien, no hacer daño, preocuparse además por ser un buen ser humano", confiesa.

Para el próximo año planea seguir "cambiándole la vida a las personas comunes" gracias a El precio es correcto y quizá pensar en un programa de entrevistas.

Concurso

P&G y Cromos obsequian a nuestros lectores 3 anchetas con los productos de P&G. Sólo deben enviar un correo a respondiendo a la pregunta ¿cómo se llamaba el negocio de jugos que lideraba Iván Lalinde? * Las primeras 3 personas en responder ganarán una de las anchetas.

*Aplica sólo para residentes en Bogotá.

Si no eres uno de los afortunados ganadores de este concurso puedes participar en el Avión de premios de P&G. Conoce las bases del concurso aquí http://www.pg.com/es_LATAM/news_views/Nuestra_Promocion.shtml