Claudia Bahamón, comprometida con La hora del Planeta

La presentadora es una mujer comprometida con las causas ecológicas y los temas de medio ambiente. lidera, junto a otras celebridades la iniciativa La hora del planeta.
Claudia Bahamón, comprometida con La hora del Planeta

Varias estrellas del mundo del entretenimiento se han unido a campañas ecológicas para dar ejemplo y concientizar al mundo del poder que genera apagar la luz una hora.Una de ellas es Claudia Bahamón, a quien entrevistamos a propósito de esta labor.

 ¿Cómo nació ese interés en el tema ambiental?

Siempre he sentido gusto por la naturaleza, pero un día caí perdidamente enamorada. Tal y como nos enamoramos de alguien. No sé cuándo, ni dónde. Simplemente me enamoré del cuidado del planeta y cuando estás enamorada, haces hasta lo imposible por cuidar de él.

Por eso amo y protejo los animales, cuido los árboles, reforesto y aplico prácticas ecológicas en mi casa. Cuido la alimentación de mi familia y poco a poco, incorporo hábitos beneficiosos al ecosistema. A veces, siento que me estoy enloqueciendo y trato de bajarle a la intensidad, hago que la transición sea menos traumática para los que me rodean, y como en el amor, no quiero que la intensidad y el 'monotema' desencante. ¿Qué es lo que más le preocupa de los pronósticos de daño ambiental por contaminación?

La salud. ¿Qué prácticas ‘eco’ lleva a cabo en su vida diaria? ¿En su hogar?

Trato de practicar al máximo las tres R’s. Reducir, Reciclar, Reutilizar. En la medida en que todos practiquemos algo estamos contribuyendo a una mejor herencia para nuestros hijos. Por otro lado, estoy involucrada en un proyecto de siembra de árboles y estamos conservando reservas forestales con CO2 Cero. Me involucro en temas a nivel mundial de concientización con WWF(Fondo mundial para la naturaleza) y La Hora del planeta (Los invito el próximo sábado, 23 de Marzo a las 8:30 de la noche a apagar las luces). Por medio de esta campaña, la WWF les pide a individuos, empresas, gobiernos y organizaciones alrededor del mundo que apaguen sus luces en ‘La Hora del Planeta’, en favor de las medidas para combatir el cambio climático y asumir un compromiso. www.earthhour.org ¿Es muy difícil cambiar de mentalidad? ¿Qué puede ir incorporando la gente poco a poco para contribuir a descontaminar?

Yo creo que no es cuestión de cambiar la mentalidad, es más bien de concientizarnos de cada cosa que hacemos y dejar la indiferencia sobre el tema. Yo no culpo a los que malgastan; no reutilizan; a los que no llevan su propia bolsa al mercado; a los que tiran un chicle en la calle y no saben de tiempos de descomposición; tampoco culpo o a los que no reciclan o a los que se bañan largo en la ducha, ¡porque yo lo hice durante años! Es desconocimiento. No tenemos porque saberlo todo. En la medida en que aprendamos cuáles son las consecuencias de nuestros actos empezamos a colaborarle al medio ambiente. Las buenas intenciones también son válidas. Es más bien cuestión de voluntad. ¿Cuál sería su ideal de vida para equilibrar el tema ambiental? ¿A dónde apunta o hacía dónde dirige su comportamiento frente a este tema?

El ideal es el mismo que aparece en todos los discursos políticos en los últimos años: desarrollo sostenible. Que en teoría es el equilibrio entre lo ambiental, económico y social. Pero como lo dije antes, termina siendo puro discurso político. Porque yo sola no puedo hacer que eso se logre. Creo que cada quien debe buscar su propia motivación. En mi caso, mi motivación son mis hijos y los hijos de mis hijos. Y si de algo ayuda mi voz, estoy siempre lista a pasar el mensaje.