Jean Reno: "no soy un héroe como Bruce Willis"

Con el carácter fuerte pero compasivo que lo caracteriza,  Jean Reno vira hacia la televisión con el protagónico de la última serie de FX: Jo. Un detective implacable.
Jean Reno: "no soy un héroe como Bruce Willis"

Lo primero son los fuertes rasgos de expresión de su rostro y su cuerpo espigado –mide un metro noventa–; lo segundo, su decidido interés por la actuación y las clases que tomó en su adolescencia en el Simon School of Drama, de París. Tejiendo ambos elementos, Jean Reno ha consolidado a lo largo de 34 años de carrera el carácter fuerte y marcado de sus personajes en la pantalla grande.

De origen marroquí y padres españoles, el actor que en realidad se llama Juan Moreno y Herrera-Jiménez, vivió en el Norte de África y Francia. Una suerte viajera que contribuyó a despertar su plasticidad como actor en películas tempranas como 'Una mujer singular' (1979) y 'Kamikaze 1999' (1983), para luego afianzarse gestualmente a la manera de Buster Keaton en filmes de Luc Besson como 'Azul profundo' (1988), 'Nikita' (1990) y 'El perfecto asesino' (1994).

Quizás esa manera de mirar entre severa y melancólica ha hecho posible que le vaya igual de bien en el drama (El código Da Vinci) como en la comedia (El beso francés) interpretando el mismo tipo de personaje: el de un detective severo que, sin embargo, está cargado de humanidad.

Siguiendo esa línea, ahora Reno se aventura en televisión con su papel protagónico en la serie 'Jo', de FX, en donde interpreta a Joachim Saint-Clair, un detective de la brigada de policía de París que resuelve misteriosos casos de asesinato en la ciudad. “Los directores me ven en los papeles de policía, seguramente porque tengo una autoridad natural, pero para mí lo importantes es interpretar” dijo Reno a El País, de España, a propósito del papel que interpreta.

Con una duración de ocho capítulos en su primera temporada, esta coproducción de Francia y el Reino Unido es una respuesta al auge televisivo que en los últimos años han tenido series policíacas como 'C.S.I.', 'El mentalista' y 'Mentes criminales'.

La particularidad de Jo es que se trata de una figura autoritaria y perfeccionista que, en contrapartida, tiene que vérselas con su fragilidad de padre de familia y los tormentos de su vida pasada: “Hemos intentado que toque la realidad, el equipo de la brigada criminal es de carne y hueso, no son héroes como Bruce Willis; el oficio es el de policía, pero al lado hay una historia humana”, comentó.

Un policía más humano que no grita ni dispara, pero que, gracias al guion de René Balcer (La ley y el orden), es eficaz y agudo a la hora de leer los signos del crimen. Aunque su rol es protagónico, fue concebido desde el principio para ser compartido con la ciudad de París. La Torre Eiffel, las catacumbas, la catedral de Notre Dame o la plaza Pigalle, cada episodio es una postal misteriosa y enigmática de la ciudad, abocada al crimen y su investigación.

Lo suyo siempre ha sido la pantalla grande. Precisamente por estos días anda en cartelera 'El Chef', la receta de la felicidad donde Reno hace las veces de un jefe de cocina adusto que se ve obligado a inventar nuevos menús de cocina molecular para salvar su viejo restaurante. Por eso, verlo ahora en televisión (algo inédito en su carrera) no sólo es un reto para él sino para el público.

 

Temas relacionados