Sofía Vergara concientiza sobre el cáncer de piel

La actriz quiere sensibilizar a la sociedad estadounidense sobre los efectos del melanoma, y predica con el ejemplo acudiendo al médico a hacerse una prueba.  
Sofía Vergara concientiza sobre el cáncer de piel

La exposición pública de la que disfruta la estrella colombiana por su participación en la aclamada 'Modern Family' también le ha convertido en una de las personalidades televisivas más influyentes en la sociedad estadounidense, una condición que Sofía siempre ha querido aprovechar para sensibilizar al público sobre diversas causas solidarias.

La última de las campañas en la que se ha implicado la extrovertida intérprete tiene que ver con la prevención del melanoma, una dramática enfermedad que, como demuestra la propia artista, puede evitarse si las mujeres acuden con regularidad a hacerse pruebas médicas.

"Es algo muy importante que no debemos olvidar. El mes de mayo lo vamos a utilizar para concienciar sobre el cáncer de piel. Seguid mi ejemplo y comprobad con vuestros médicos que vuestra piel está en perfectas condiciones. Así se previene el melanoma", escribió la diva en su perfil de Instagram, tras publicar una foto que la retrata sometiéndose ella misma a los procedimientos de su dermatóloga.

La responsabilidad pública que asume la mediática actriz está profundamente vinculada a su propia historia personal, en la que el cáncer tiroideo que padeció la década pasada jugó un importante papel que, incluso ahora, define su vida cotidiana.

El tratamiento de radioterapia que tuvo que seguir durante su batalla contra la enfermedad es ahora el principal factor que obliga a Sofía a optar por un vientre de alquiler para volver a ser madre, una decisión basada en el temor de que su futuro retoño pudiera sufrir algún contratiempo en su vientre.

"Nunca pensé que tendría que optar por la fecundación artificial para volver a ser madre, pero me da un miedo terrible tener que cargar yo al bebé y que se vea sometido a toda la radiación que recibí por culpa de mi tratamiento contra el cáncer tiroideo. Hemos decidido prepararnos con tiempo de antelación y contratar a una madre de alquiler para esta tarea. Nos parece lo más seguro y conveniente", aseguró la diva televisiva en la revista Cosmopolitan.

En la actualidad, Sofía es una firme defensora del criterio médico y por ello cumple a rajatabla con las indicaciones de los doctores que comprueban constantemente que el tumor que sufrió no ha dejado secuelas. Además, la extrovertida actriz debe seguir a diario una estricta rutina de medicación y alimentación para controlar el buen funcionamiento de su organismo.

"Me extirparon la tiroides y, desde entonces, he tenido que hacer uso de la medicación a diario y estar muy pendiente de los niveles de muchas sustancias. A pesar de que me libré del cáncer gracias a esa operación, en los meses siguientes me sentí muy asustada y triste por el hecho de tener que vivir con esta condición el resto de mi vida. El tema de la medicación es una tortura, porque tras tomarme las pastillas tengo que esperar 30 minutos para poder comer algo. Pero soy muy estricta a la hora de seguir el prospecto", revelaba anteriormente.