La gala de Cannes para luchar contra el sida superó su propio record

El evento benéfico cumplió su objetivo sobrepasando los 25 millones de dólares. 
La gala de Cannes para luchar contra el sida superó su propio record
En sus veinte años de historia, esta gala ha logrado recaudar en total más de 80 millones de dólares para la investigación contra el sida, por lo que la cifra alcanzada ayer ha superado todas las expectativas, según afirmaron los organizadores. Tres de los millones recaudados fueron dirigidos a uno de los paquetes más exclusivos de la noche: tres asientos para volar al espacio con la empresa aeroespacial del millonario británico Richard Branson, Virgin Galactic, acompañados por DiCaprio. La maestra de ceremonias fue la actriz Sharon Stone, pero otras celebridades que también la acompañaron en ese propósito fueron Janet Jackson y Milla Jovovich, embajadoras de la asociación estadounidense. Las también modelos: Heidi Klum, Eva Herzigova, Rosie Huntington-Whiteley, la española Eugenia Silva, Karolina Kurkova, y la actriz Nicole Kidman, integrante del jurado de Cannes, junto a colegas de profesión como Adrien Brody, Goldie Hawn o Kristin Scott Thomas, se sumaron a la causa. Uno de los puntos fuertes de la noche fue la actuación en directo de Duran Duran, que sacó al escenario a las principales modelos al tocar su clásico "Girls on Film". Entre los espectadores se encontraban el diseñador italiano Giambattista Valli, la actriz española Paz Vega, la bailarina de burlesque Dita Von Teese o la modelo Irina Shayk. Los artículos o experiencias subastadas, no estaban a la altura de personas del común: una colección de 40 trajes de firmas como Alexander McQueen, Alexander Wang, Chanel, Christian Dior o Giorgio Armani alcanzaron 1,2 millones de dólares. Y más atractivo resultó el acceso para algunas de las fiestas más exclusivas, DiCaprio ofreció un par de entradas para el estreno de "The Wolf of Wall Street", de Martin Scorsese, y Klum se apuntó como cita del ganador. Una actuación privada de Duran Duran, Zachary Quinto vendió la posibilidad de jugar al fútbol con Zinedine Zidane y acompañarlo en el palco en un partido del Madrid en el estadio Santiago Bernabeu, y una botella de Moët & Chandon Grand Vintage, fueron otras de las “cosas” subastadas.