Sofía Vergara, orgullosa de tener curvas

Extrovertida y ruidosa, la colombiana asegura que no teme a los estereotipos de mujer latina.  
Sofía Vergara, orgullosa de tener curvas

Vergara interpreta a Gloria Delgado, una mujer latina  en la popular serie ´Modern Family´, personaje que encasilla una imagen negativa de la comunidad latina, sin embargo la hermosa actriz insiste en que la imagen pública a la que se ha visto asociada desde que alcanzó la fama responde únicamente a su naturalidad y a su faceta más espontánea.

 "Yo no le tengo miedo a los estereotipos, y no pretendo ser otra cosa que lo que he sido siempre. Si el estereotipo de mujer latina es el de mi mamá, el de mi tía y el de mi propia persona, pues solo puedo decir que me encanta. Lo que no voy a hacer es esconderme o cambiar radicalmente para que algunos no se sientan ofendidos. Estoy orgullosa de venir de una familia de mujeres con energía, con buenas curvas y muy gritonas. Yo no veo nada de malo en eso", aseguró la diva en el programa Notimujer, del canal CNN en Español. La carismática artista resta importancia a los debates públicos que se generan sobre su figura pues para ella la salud y el bienestar físico constituyen asuntos mucho más relevantes, y esta actitud ha motivado que Sofía ha convertirse recientemente en la imagen de una marca de medicamentos para tratar el hipotiroidismo.  "He querido participar en esta iniciativa, obviamente, porque me siento personalmente vinculada con el tratamiento del hipotiroidismo y porque quería generar conciencia social sobre las dificultades que tenemos que afrontar aquellos que la sufrimos. También es una forma de lanzar un mensaje de tranquilidad a la sociedad, ya que con la ayuda del médico y mucho esfuerzo todo se puede controlar” y añadió que “lo más importante es que cada uno se quiera lo suficiente como para otorgar la máxima importancia a la salud: si no tienes salud no puedes disfrutar de nada, y yo trato de vivir sano cada día y hacer todo con moderación para estar bien". A pesar de las adversidades a las que Sofía ha tenido que enfrentarse a lo largo de toda su carrera profesional, la colombiana asegura que el secreto de su simpatía y encanto personal reside en la modestia que la caracteriza y en el hecho de haber llegado a la fama en una etapa de madurez. "No tuve una juventud fácil, pasé muchas obstáculos y sé perfectamente que la vida es muy dura. Eso ha hecho que valore el éxito con mucha más intensidad y sintiendo un agradecimiento especial por las oportunidades que he tenido. Procuro estar de buen humor y contenta con todo lo que me da la vida. Me levanto feliz para ir a trabajar, y quiero disfrutar al máximo cuando las cosas van bien, porque en cualquier momento estas pueden empeorar. No puedo dejar que la fama se me suba a la cabeza. No vale la pena y es muy peligroso: la fama y la felicidad no van de la mano", indicó.