Emma Watson quiso dejar el cine por culpa de la saga 'Harry Potter'

La joven actriz se planteó tomar un rumbo profesional completamente diferente para experimentar por primera vez la vida adulta lejos de las cámaras, que la acompañaron ininterrupidamente durante los 10 años que duró la famosa saga
Emma Watson quiso dejar el cine por culpa de la saga 'Harry Potter'

La actriz admite que estuvo a punto de abandonar el mundo de la interpretación tras el último rodaje de la popular saga fantástica, una decisión motivada por la agobiante presión mediática que la asedió durante los 10 años en que interpretó a la joven hechizera Hermione Granger, así como por el frenético ritmo de trabajo que la acompañaba en cada una de las siete entregas de la costosa producción. Aunque reconoce que se siente afortunada por haberse dado a conocer ante el gran público gracias a 'Harry Potter', la intérprete está deseando pasar página y seguir exhibiendo ante el mundo su versatilidad artística."Es una situación bastante peculiar la que yo estoy viendo con mi pasado como Hermione Granger, porque tengo la impresión de que esa etapa tuvo lugar hace miles de años mientras que, de la misma forma, estoy convencida de que la gente sigue viendo las películas en su casa y asociándome directamente al personaje", explicó en la revista Total Film antes de sincerarse sobre la profunda crisis existencial que experimentó en relación a su profesión."Fue una época muy enriquecedora para mí, no lo pongo en duda, pues me dio la oportunidad de convertirme en lo que soy ahora, aunque tengo que admitir que también pasé por momentos muy duros que me hicieron dudar de mi vocación. Comencé a actuar desde muy pequeña y pronto tuve que enfrentarme a una proyección pública que me costó mucho asimilar. Después de rodar la última cinta, me tomé dos años sabáticos para replantear mi vida", confesó Emma.Tras convencerse finalmente a sí misma de que podría dar un giro a su carrera profesional y desterrar su imagen de estrella infantil, la actriz asumió el reto de protagonizar el último proyecto cinematográfico de la reputada Sofia Coppola, 'The Bling Ring', una original historia sobre un grupo de ladrones adolescentes obsesionados con la fama que, al mismo tiempo, ha sacado a relucir una faceta interpretativa de Emma completamente desconocida hasta el momento. La transformación estética y de conducta que protagoniza la intérprete en su nueva cinta difiere por completo de su perfil en 'Harry Potter', además de llenarle de entusiasmo ante la inestimable oportunidad de presentarse de otra forma ante los espectadores."En cuanto empecé a rodar la película me di cuenta de que lo más difícil sería hacer que los espectadores dejaran de identificarme con mi personaje de 'Harry Potter', algo que por otra parte era imprescindible para dotar de autenticidad a la película. Mi personaje en esta nueva producción es un ser completamente diferente a Hermione y a mí misma: es excéntrica y una lunática que no para de comportarse de forma surrealista. Ha sido un papel muy interesante y exigente, creo que me ha dado las herramientas necesarias para demostrar que puedo ser una actriz más que solvente", reflexionó.