La familia Kardashian, emocionada con la llegada de la hija de Kim

Tanto la hermana de la popular figura televisiva como su madre han querido celebrar en Twitter la llegada de la primogénita de Kim y Kanye  
La familia Kardashian, emocionada con la llegada de la hija de Kim

Khloé Kardashian ha confirmado finalmente que su sobrina, hija de Kim Kardashian y Kanye West, nació sana el pasado sábado por la mañana en un hospital de Los Ángeles; un nacimiento que se ha anticipado cinco semanas. Además, ha prometido a los fans del programa de telerrealidad que protagoniza su familia, 'Keeping Up with the Kardashians', que habrá más noticias sobre el bebé pronto, entre ellas, el nombre elegido, del que se rumorea podría empezar por la letra K."No puedo ni siquiera empezar a describir el pequeño milagro que ha entrado a formar parte de nuestra familia. Tanto la mamá como el bebé están bien, descansando. Agradecemos mucho todo el cariño", escribió Khloé en su cuenta oficial de Twitter momentos antes de prometer a sus seguidores más información."Tendré más información cuando sea el momento oportuno. Gracias a todos por entenderlo. ¡Los queremos!", señaló en la red social.Estos mensajes fueron retuiteados de inmediato por la madre de ambas, Kris Jenner, quien también quiso aprovechar la oportunidad para felicitar el día al recién estrenado padre."¡Feliz día del padre Kanye!", escribió la orgullosa abuela.Más tarde, la matriarca de la familia publicó un collage con las fotografías de los hombres que forman parte del clan Kardashian, su marido Bruce Jenner, el marido de Khloé, Lamar Odom, la pareja de Kourtney, Scott Disick y su exmarido Robert Kardashian, con un pie de foto que rezaba: "¡Hola chicos! Feliz día del padre a los hombres más maravillosos del mundo. Gracias por ser unos papás estupendos. Los quiero".La información recibida de la primogénita de Kanye y Kim podría responder a la voluntad del rapero de proteger la privacidad de su recién nacida, quien ha llegado incluso a proponer a la estrella de las pantallas alejarse del ojo público por el bien de la pequeña.