El príncipe William y su esposa Kate se preparan para la llegada de su bebé

Los futuros padres gastan cerca de 1.500 millones de dolares, para arreglar el tejado y el interior de su casa semanas antes del nacimiento de su primer hijo.    
El príncipe William y su esposa Kate se preparan para la llegada de su bebé

El dinero hace parte de los contribución británica y es usado para renovar el lujoso apartamento que poseen en el Palacio de Kensington (Londres), lugar al que tienen previsto mudarse el próximo otoño junto a su primer hijo.

El alto costo de las renovaciones ha provocado la indignación entre los antimonárquicos. 

 Según revelaron las cuentas anuales del Palacio de Buckingham publicadas este jueves, los contribuyentes británicos han tenido que pagar aproximadamente 470.000 euros (más de 600.000 dólares) para arreglar el tejado de la vivienda y unos 700.000 euros (915.000 dólares) para renovar el interior, para hacer del palacio un lugar más seguro para el bebé.  "La reina se ha gastado más de un millón de euros del dinero público para diseñar la vivienda de su nieto. Si un ministro hiciese eso, sería despedido con toda la razón", señaló Graham Smith, presidente ejecutivo del grupo de presión Republic, en el periódico Daily Mail. Alan Reid, encargado de la cuenta de gastos personales de la corona británica, insistió en que la astronómica suma de dinero gastada era esencial para el mantenimiento de la vivienda y añadió que "el dinero tenía que ser gastado de todos modos", según publicó el periódico Daily Mirror.