La amante de Simon Cowell no esperaba quedar embarazada

El productor británico y Lauren Silverman no utilizaron preservativos durante su aventura amorosa porque ella estaba segura de que no sería mamá de nuevo.  
La amante de Simon Cowell no esperaba quedar embarazada

El sorprendente anuncio de la paternidad de Simon Cowell reveló una historia de infidelidades protagonizada por la que será la madre de su primer hijo, la celebridad neoyorquina Lauren Silverman, esposa del empresario Andrew Silverman. 

Después de que su ya ex marido haya iniciado los trámites legales de separación, cercanos a Lauren Silverman aseguran que la celebridad no tenía ninguna intención de quedar encinta ya que sus médicos le habían asegurado años antes que ya no podría volver a ser madre.

"Lauren y Simon no tenían ni idea de que su aventura podría salir a la luz con tanta facilidad. No utilizaban protección durante sus noches de pasión porque Lauren estaba convencida de que ya no podía quedarse embarazada. Sus doctores le habían confirmado hace mucho que sería casi imposible que volviera a tener hijos debido a su tendencia a sufrir abortos espontáneos. La llegada del bebé ha surgido de forma totalmente imprevista, y ha expuesto ante la opinión pública ciertas cosas que debían haber quedado en secreto", aseguró al diario The New York Post una fuente cercana a Silverman.

"El único miedo que siente Lauren es que pueda perder el niño y acabe quedándose completamente sola, sin marido y sin hijos. Andrew está decidido a quedarse con la custodia del hijo de 7 años que tienen en común y va a luchar hasta el final para demostrar que Lauren no sería capaz de ofrecer un ambiente de estabilidad al pequeño", añadió el mismo informante.

Pese al impacto que ha causado en la opinión pública el inesperado estreno como padre de Simon Cowell, el creador de 'Factor X' está decidido a cumplir con sus obligaciones paternales y por ello desembolsará a su amante 4.60 millones de dólares al año en concepto de manutención del pequeño durante los 21 primeros años de su vida, una inversión total que asciende a la suma de 96.6 millones de dólares. 

"Simon quiere asegurarse de que cumple sus deberes como padre, además de resolver cuanto antes este episodio tan comprometido. Por eso se ha apresurado a la hora de poner una cifra exacta e inamovible a su contribución económica para la manutención, ya que así se libra de situaciones imprevistas que puedan darse en el futuro. Por el momento, le une una relación muy buena con Lauren, pero Simon sabe que el dinero cambia a la gente y que en cualquier momento todo podría descontrolarse. Él se va a encargar de que no sea así", reveló una fuente al diario Daily Star.