Simon Cowell evade a su ex amante, Lauren Silverman

Cowell no quiere coincidir con la madre de su futuro hijo hasta que se normalice la tensa situación por la que ambos están pasando.
Simon Cowell evade a su ex amante, Lauren Silverman

El popular productor ha querido evitar que Lauren Silverman, embarazada del empresario, se reúna con él en el yate con el que está surcando el mar Mediterráneo hasta que se normalice la bochornosa situación originada por su fugaz romance, causante del divorcio entre Andrew Silverman y su esposa.

 

"Simon pensaba que el divorcio iba a llevar más tiempo e insistió en que necesitaba tiempo para aclarar sus pensamientos. Lauren le ha pedido su avión privado para reunirse con él, pero Simon le da excusas y no sabe qué hacer", aseguró una fuente al diario The Sun.

 

En los papeles de divorcio presentados por el ex marido de Lauren, firmados cuatro semanas después de descubrir que su esposa estaba esperando un hijo de Simon, cita al productor como codemandado, además de asegurar que los verdaderos motivos de su separación fueron el adulterio y el "cruel e inhumano tratamiento" al que le sometió su ya ex esposa.

 

Sin embargo, Cowell prefirió disfrutar de sus vacaciones en su lujoso yate en St. Tropez (Francia) junto a varias mujeres en vez de asistir a la audiencia con el juez que lleva el caso, en la que se decidió que la pareja compartiría la custodia de su hijo de siete años Adam.

 

"El yate es un piso de soltero flotante. Hay grandes botellas de Dom Pérignon en cubos repletos de hielo por todo el barco. Simon pasa mucho tiempo solo en su cabina. El ambiente está muy calmado", explicó un informante al mismo medio.