Beyoncé contrata doble para no ir a un museo

Beyoncé Knowles, la diva del Rhythm and Blues, contrató una doble para que se paseara por el museo Albertina, en Viena, mientras ella se dedicaba a firmar autógrafos en pasajes comerciales.
Beyoncé contrata doble para no ir a un museo

Aparte de una prodigiosa voz y un físico espectacular, la cantante estadounidense Beyoncé ha desarrollado el don de la ubicuidad y ha logrado estar en dos sitios al mismo tiempo: en un museo vienés y paseando por la calles de la ciudad. La diva del "Rhythm and Blues" mandó a una doble a visitar el prestigioso museo Albertina mientras ella se dedicaba a otros menesteres.

Los medios austríacos informaron que el cambiazo fue tan perfecto que nadie en el museo se dio cuenta. La cantante fue recibida con todos los honores y conducida en una vista privada a través de la pinacoteca por el propio director de la institución. "Creemos que es una desfachatez" , relató a la agencia APA la portavoz del museo, Verena Dahlitz. "Ya ayer tuvimos una leve duda, pero no estábamos seguros" , comentó la portavoz sobre la aparición de la doble. "Por la cara, podría haber sido ella".

Pero no sólo el prestigioso museo fue víctima de la burla. Tras la vista al Albertina, la cantante que no lo era, se paseó por unas cercanas y selectas galerías comerciales donde un grupo de adolescentes corrió a congregarse alrededor de la que creyeron era la estrella. Mientras su socia miraba cuadros, la auténtica cantante se dio un paseo por una zona de compras y se dejó fotografiar e incluso firmó autógrafos.

En el museo aún no se explican el desplante de la cantante, que ayer dio un exitoso recital en Viena. Acostumbrados a recibir a otras estrellas, como Brad Pitt y Nicolas Cage, los responsables del museo anunciaron que pedirán explicaciones al representante de la cantante.