Paola Rozo, el alma del diseño en Dubai

Hace dos años Paola Rozo lo dejó todo en Bogotá para probar suerte como diseñadora en los Emiratos Árabes Unidos. Hoy es la directora de una de las agencias de diseño más reconocidas.
Paola Rozo, el alma del diseño en Dubai

Los espacios son su debilidad. No hay mejor plan que intervenirlos y transformarlos. Se divierte con ellos y, además, divierte a los demás. Que su trabajo haya sido aceptado en 17 de los más lujosos y reconocidos restaurantes de los Emiratos Árabes Unidos habla a las claras de su acertada visión y su impecable gusto a la hora de diseñar.

Su virtud es la habilidad que tiene para interpretar los deseos del cliente. En este sentido, Paola Rozo no pierde ningún detalle. Sus diseños están basados en tres elementos: el tipo de carta, el tipo de servicio y el grupo consumidor al que quiere llegar el restaurante. Como ella misma explica, “es necesario que un restaurante refleje en su ánimo la comida que ahí se sirve”.

Eso lo aprendió de su mamá, una amante de la cocina que se aseguró de que Paola, desde niña, conociera todo sobre la buena mesa. Un delantal tres tallas más grandes era lo único que Paola necesitaba para acompañarla a preparar las recetas “increíbles” que hoy utiliza como inspiración cuando tiene la tarea de crear restaurantes de sushi o de comida americana en algunos de los centros comerciales más sofisticados de Dubái, al lado de reconocidas marcas e importantes diseñadores como Giorgio Armani.

Fue en esa ciudad, precisamente, donde Paola ratificó que haber cambiado sus estudios de arquitectura urbana en la Javeriana por la arquitectura de interiores en la Universidad Jorge Tadeo Lozano en 1999 había sido la mejor decisión de su vida. Cuando llegó a Dubái en 2008 encontró trabajo en la agencia Burt Hill, una reconocida empresa de arquitectos especialista en proyectos residenciales y hoteleros. Entonces Paola se enteró de un concurso para diseñar un nuevo local en el Dubai Marina Mall para la cadena de restaurantes Yo Sushi. Envió su propuesta en compañía de otra colombiana, y a las tres semanas recibió la respuesta: habían sido escogidas para empezar con la obra.

Fue así como esta bogotana entendió que la verdadera acción estaba en los pequeños y medianos negocios que no contaban con atención personalizada. Con el apoyo de su marido, renunció después de un año de trabajo y creó su propia empresa: Alma Interior Design Consultancy, con la que ha diseñado restaurantes en el golfo Pérsico, Arabia Saudita, Kuwait, Omán y Abu Dabi, donde la marca es ya sinónimo de creatividad, lujo y calidad.

Según Paola, su éxito radica en plasmar cierta sensibilidad étnica con un enfoque cosmopolita, ya que se trata de una región donde la religión y las costumbres son tan marcadas que obligan a crear un equilibrio entre las partes. “Adaptar las reglas religiosas y sociales a los espacios públicos es un proceso delicado porque exige –por ejemplo– que haya espacios segregados para solteros y casados”.

Puede parecerle absurdo a algunos, pero Paola está tan contenta con lo que hace que ya aceptó diseñar un restaurante en Yas Island junto al primer parque temático de Ferrari, y crear un dulcería dentro de Hamleys, una de las tiendas de juguetes más famosas de Londres, que abrió sucursal en Dubái.

Paola está interesada en abrir sede de Alma Interior en Bogotá. Aunque asegura que le gusta la tranquilidad y la disciplina que le da vivir en una ciudad donde puede caminar por la playa y recorrer los barrios en busca de nuevos proyectos y tendencias que pueda plasmar en sus diseños, no puede evitar sentir nostalgia por su casa, sus amigos, su familia y –sobre todo– la comida. “Espero que llegue el día en que pueda aportarle a Colombia algo de lo que he aprendido acá, y que la gente le encuentre el alma a mis diseños”.