Piers Morgan ¿el nuevo Larry King?

El más serio aspirante para reemplazar al veterano entrevistador de CNN trabaja como jurado en un reality show.
Piers Morgan ¿el nuevo Larry King?

Su paso por los medios en Inglaterra ha levantado más de una ampolla por cuenta de sus métodos poco ortodoxos de ganar audiencia. Cuando el pasado 29 de junio el famoso periodista Larry King anunció que abandonaba su programa de entrevistas en CNN luego de 25 años, no sólo quedó en evidencia la crisis de la popular cadena de noticias –que en los últimos años ha perdido terreno con su rival Fox News–, sino que dejó vacante uno de los puestos más deseados por cualquier periodista.

Desde entonces se empezó a especular sobre quién podría reemplazar a una de las caras más conocidas en la televisión estadounidense. Y todo apunta a que el indicado para llenar el vacío que deja el experimentado King será el británico Piers Morgan, un periodista que en los últimos años se ha vuelto famoso por ser –junto al popular Simon Cowell– jurado del reality show musical America’s got talent. De acuerdo con el diario The New York Times, Morgan –quien acaba de firmar contrato por tres años más con NBC para continuar presentando el concurso–, es favorito por encima de candidatos como la periodista Katie Couric y el conductor de televisión Ryan Seacrest.

Aunque la contratación no es oficial, son varios los indicios que hacen pensar en la llegada de Morgan, de 47 años, a CNN: por un lado, el hecho de que la cadena Turner expresara su admiración por las entrevistas que realizó el año pasado como conductor del programa Piers Morgan life stories para la cadena británica ITV; y, por el otro, que Morgan hubiera pedido permiso a los directivos de la NBC para hacer otro trabajo, lo que aprobaron sin mayores contratiempos.

CNN considera, además, que la contratación del británico es una buena oportunidad para atraer público joven, que lo conoce y sigue en uno de los realities más populares de los Estados Unidos. El caso es que el posible nuevo entrevistador de la cadena CNN –quien según el diario inglés The Guardian estaría negociando un acuerdo de 5.5 millones de euros por cuatro años–, ha levantado más de una polémica a lo largo de su meteórica carrera en el mundo de los medios. Periodista del Harlow College, fue contratado por el popular tabloide sensacionalista The Sun luego de un breve paso por pequeños diarios londinenses.

Con apenas 23 años, Morgan comenzó a ganar notoriedad gracias a su columna Bizarre, en la que fue criticado por su particular método de llamar la atención: por entonces solía acercárseles a las celebridades sin ser visto, se tomaba una foto junto a ellas y las publicaba haciéndoles creer a los lectores que era amigo íntimo de los famosos. A los 30 años el magnate Rupert Murdoch lo contrató como editor del Daily Mirror, y se transformó en uno de los periodistas más jóvenes del Reino Unido en llegar al cargo. Su paso por el popular diario también dio que hablar: en 2004 fue despedido de manera fulminante por publicar fotografías falsas que pretendían demostrar el supuesto abuso de soldados británicos a prisioneros en Iraq.

Pero, lejos de hundirlo, el escándalo lo disparó en su carrera como presentador de televisión; de hecho, para burlarse de su estrepitosa salida del diario, se convirtió en la estrella de un programa llamado You can’t fire me, I’m famous (No puedes despedirme, soy famoso). Fue precisamente la televisión la que lo convirtió en una verdadera estrella, sobre todo cuando su compatriota Simon Cowell lo llamó para que se mudara a Estados Unidos y lo acompañara como jurado en America’s got talent, programa que es visto por 15 millones de espectadores cada noche. “Admiro lo que Piers ha hecho en los últimos seis años –le dijo el actual editor del diario The Sun, Kelvin Mackenzie, al periódico The Guardian–.

Al final, nadie triunfa en América si no es capaz de hacer dinero”. Y Morgan lo ha hecho. De lograr el acuerdo con CNN, el polémico periodista estaría casi a la altura de su compatriota David Frost, el famoso entrevistador que hizo disculpar en público al presidente Richard Nixon por el caso Watergate. Mientras el anuncio se hace oficial, Morgan disfruta de su reciente matrimonio con la periodista del Daily Telegraph Celia Walden y escribe sus columnas en revistas como GQ y el diario The Mail on Sunday. CNN, por su parte, espera que el fichaje les devuelva el brillo que han ido perdiendo.