Rima Fakih, Señorita Stripper

La primera Miss E.U. de origen árabe, ha causado polémica por haber ganado un concurso de baile de tubo y por sus supuestos vínculos con grupos terroristas del Líbano.
Rima Fakih, Señorita Stripper

A la nueva Miss Estados Unidos no la envolvió un manto de tela que muchos musulmanes quisieran poner en su escultural cuerpo, sino la controversia. La elección de Rima Fakih como la primera mujer árabe que representará a ese país, se volvió noticia gracias a unas fotos que la muestran en un concurso de baile de tubo y a sus supuestos vínculos familiares con miembros del Hezbollah, en su natal Líbano.

La polémica comenzó cuando el portal de chismes TMZ publicó, al día siguiente de la elección, las fotos de Rima bailando sugestivamente alrededor de un tubo en el concurso Stripper 101, organizado hace tres años por una emisora de radio de Detroit, Míchigan, el estado que ella representó.

Pero el escándalo se desvirtuó cuando se supo que la nueva Miss Estados Unidos ganó el concurso pero sin quitarse la ropa. El resto fueron bromas y comentarios en los que concluyeron que “Miss Stripper”, como le dicen, mostró más con el bikini que en el striptease.

Esto no deshizo el sueño de esta joven de 24 años nacida en Srifa, al sur del Líbano, cuya familia emigró a Nueva York en 1993 y diez años más tarde a Míchigan. Este ingrediente multicultural sólo comenzó a pesar cuando le ganó a la reina de Oklahoma después de las preguntas decisivas del jurado. Míchigan, administradora y economista, se mostró crítica del sistema de salud: “Creo que los anticonceptivos son como cualquier otra medicina y debe ser cubierto por el seguro porque son caros”. Oklahoma, representada por Morgan Woolard, declaró su apoyo a la controvertida ley de inmigración de Arizona. Y ahí fue Troya. Muchos comentaristas recordaron lo que le sucedió a Miss California 2009, quien perdió supuestamente por su respuesta, en la que se declaró en contra del matrimonio gay.

La discusión de reinólogos adquirió un tono político al día siguiente de la elección. La comentarista política Debbie Schlussel, conservadora radical, atacó a la reina argumentando que es espía y tiene familiares en grupos terroristas del Líbano. Schlussel es famosa por sus ataques a la comunidad musulmana y en especial a los habitantes de Dearborn (Míchigan), ciudad donde Rima vive desde 2003, a la que llama despectivamente 'Dearbornistán'. “Es un día triste para Estados Unidos pues se hace lo políticamente correcto en un clima de consentimiento a los islámicos”, escribió en su blog.

Rima ha contrarrestado los ataques manifestando que en su casa está el Corán y la Biblia en el mismo lugar, pues además estudió en colegios privados católicos, celebra la Navidad y se declara primero estadounidense y después árabe-líbano-musulmana americana. Una confesión que no ha generado ninguna reacción en su país, donde es un ídolo y hasta recibió un mensaje de felicitación del presidente libanés Michel Suleiman.

Sobre su vínculo con militantes del Hezbollah, parece que se trata de un homónimo. Sus familiares en el Líbano llevan una vida que los destaca en el pueblo Souk el-Gharb, donde siempre ondea una bandera de Estados Unidos en el balcón de su casa. Lo único que se comenta allá es que una musulmana de verdad no se pararía en un escenario vistiendo un bikini. Pero esa no es una objeción, es sólo otra opinión sobre Rima Fakih, la única reina que ha sido acusada al tiempo de ser stripper, espía y terrorista.